“SUPERVISIÓN CLÍNICA Y CALIDAD EDUCATIVA”

UNIVERSIDAD RAFAEL URDANETA

VICERRECTORADO ACADÉMICO

DECANATO DE POSTGRADO E INVESTIGACIÓN

MAESTRÍA EN SUPERVISIÓN EDUCATIVA

SUPERVISIÓN CLÍNICA Y CALIDAD EDUCATIVA

EN LAS ESCUELAS BÁSICAS

Trabajo de Grado presentado por:

Lcda. Mariely Beatriz Villalobos Fereira

Maestría en Supervisión Educativa

Maracaibo, Abril de 2008

SUPERVISIÓN CLÍNICA Y CALIDAD EDUCATIVA

EN LAS ESCUELAS BÁSICAS

Trabajo de Grado para optar al titulo de Magíster Scientiarum en Supervisión Educativa Presentado Por:

Lcda. Mariely Beatriz Villalobos Fereira

C.I. No. 7.770.190

I

II

DEDICATORIA

Al Dios Padre, Todo Poderoso, Creador del Universo! A ti, Padre mío, ser divino y bondadoso, que me ha permitido superar tantos obstáculos para alcanzar este logro. Guía Espiritual de mis anhelos… desde lo más profundo de mi ser…Infinitas Gracias…!

A mi Esposo, por su apoyo incondicional conjugando esfuerzos para alcanzar mis éxitos; haciéndolos nuestros!

A mi Madre, por su acompañamiento y orientación permanente, en la consolidación de esta investigación, con su único y especial deseo de mis éxitos profesionales y personales.

A mi Grandioso Padre, ejemplo de amor y de bondad.

A mis Hijos, el más preciado tesoro que Dios y la Virgen Chinita me ha regalado.

A mi Nieto, maravillosa ilusión que fortalece mi crecimiento.

A mis Hermanos, por su apoyo incondicional…son parte de mi vida y de mis ilusiones…los amo y admiro.

A mis Cuñados, por tantos aporte significativos como base para mi superación.

Mariely…

III

AGRADECIMIENTO

Al Ministerio del Poder Popular para la Educación, por haberme brindado un cúmulo de oportunidades para crecer personal y profesionalmente, a través del ejercicio de una diversidad de funciones docentes.

A los Investigadores, por sus aportes a mi trabajo

A la distinguida Universidad Rafael Urdaneta, por ser la Institución que me permite un continuo de calidad en mis conocimientos.

A mis Profesores, de Post-Grado, quienes fueron modelo de sensibilidad docente y emporio cognitivo, facilitándome la construcción de significativos aprendizajes, innovando así, mi Ejercicio Supervisorio.

A la Msc. Olga Margarita Bittar, por guiarme en este proceso investigativo, brindándome su amistad, su talento y su apoyo, incondicional hasta alcanzar el éxito pleno en la meta propuesta.

Al Dr. Nelson Castellano, quien con su mano tenaz y amiga y de alto nivel profesional y personal, constituyó el ente facilitador experiencial y cognitivo, para la consolidación exitosa de esta trascendente investigación.

Al Prof. Gengelberth Acosta, por su espléndida calidad profesional y humana, quien además ha sido un apoyo espiritual fortalecedor en mi carrera.

A mis Profesores de Cátedra, por sus significativas enseñanzas, enmarcadas en el respeto y la calidad humana.

IV

Al Dr. Hugo Hernández, por sus generosas y oportunas atenciones en momentos de necesidad, significativos aportes para alcanzar la tan anhelada meta.

A Morella González, Secretaria de Postgrado, por sus significantes esfuerzos para con el logro de tan importante propósito.

A toda Persona, que haya proporcionado una herramienta para la construcción de este Trabajo Investigativo.

Mil Gracias…Mariely

V

ÍNDICE GENERAL

TÍTULO…………………………………………………………………………….. I

DEDICATORIA……………………………………………………………………III

AGRADECIMIENTO………………………………………………………………IV

ÍNDICE GENERAL………………………………………………………………..VI

ÍNDICE DE TABLAS……………………………………………………………VIII

ÍNDICE DE FIGURAS ………………………………………………………….. X

ÍNDICE DE CUADROS …………………………………………………………IX

RESUMEN…………………………………………………………………………XI

CAPÍTULO I: FUNDAMENTACIÓN…………………………………………12

Planteamiento y Formulación del Problema………………………………. .12

Objetivos de la Investigación…………………………………………………21

Objetivo General……………………………………………………………21

Objetivos Específicos…………………………………………………………21

Justificación de la Investigación…………………………………………….22

Delimitación de la Investigación…………………………………………23

CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO…………………………………………24

Antecedentes de la Investigación…………………………………………..24

Bases Teóricas de la Investigación…………………………………………34

Mapa de Variables……………………………………………………………90

CAPÍTULO III: MARCO METOLÓGICO………………………………… 91

Tipo y Nivel de la Investigación…………………………………………… 91

Diseño de la Investigación ……………………………………………….. 93

Sujetos de la Investigación………………………………………………… 93

Población de la Investigación…………………………………………. ....95

Distribución de la Población………………………………………………..96

Muestra de la Población………………………………………………. …..96

Muestreo de la Población……………………………………………..….100

Estrato de la Muestra……………………………………………………..101

Definición Operacional de la Variables…………………………………103

Técnicas de Recolección de Datos………………………………………105

Descripción del Instrumento………………………………………….…118

Propiedades Psicométricas………………………………………………107

Validación de los Expertos………………………………………………110

Procedimiento…………………………………………………………111

VI

Plan de Análisis de Datos……………………………………………….112

CAPÍTULO IV: RESULTADOS Y DISCUSIÓN………………………115

Análisis de Resultados y Discusión de Resultados…………………115

Conclusiones……………………………………………………………..132

Recomendaciones…………………………………………………….135

REFERENCIAS BIBLIGRÁFICAS……………………………………….139

VII

ÍNDICE DE TABLAS

Tabla Nº 1: Dimensión Técnicas de Supervisión Clínica……………………………116

Tabla Nº 2: Dimensión Métodos Utilizados por la Supervisón Clínica…………..118

Tabla Nº 3: Variable Supervisión clínica……………………………………………….120

Tabla Nº 4: Dimensión Indicadores de Calidad Educativa…………………………122

Tabla Nº 5: Dimensión Indicadores de Satisfacción Laboral……………………..124

Tabla Nº 6: Variable Calidad Educativa……………………………………………….126

Tabla Nº 7: Correlación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa……….128

VIII

Cuadro Nº 1: Mapa de Variable……………………………………………90

Cuadro Nº 2: Distribución de la Población……………………………….96

Cuadro Nº 3: Estratos de la Muestra……………………………………..101

ÍNDICE DE FIGURAS

Figura Nº 1: Análisis de Confiabilidad. 1ª Variable……………………..……….109

Figura Nº 2: Análisis de Confiabilidad. 2ª Variable………………………………110

UNIVERSIDAD RAFAEL URDANETA

VICERRECTORADO ACADÉMICO

DECANATO DE POSTGRADO E INVESTIGACIÓN

MAESTRÍA EN SUPERVISIÓN EDUCATIVA

SUPERVISIÓN CLÍNICA Y CALIDAD EDUCATIVA EN LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS DE I y II ETAPA DE EDUCACIÓN BÁSICA

Autora: Mariely Beatriz Villalobos Fereira

Tutora: Olga Margarita Bittar

Fecha: Abril 2008

RESUMEN

Este trabajo tuvo como propósito determinar la relación entre la Supervisión Clínica como herramienta fundamental para la Calidad Educativa. Se apoyó en los postulados de Cogan (1973); Ray (2005); y Cardona (2005), para la primera variable Supervisión Clínica e igualmente, Martínez (2004); De Moura (2006); Correa (2004) y Gutiérrez (2006), para Calidad Educativa como segunda variable. Dicha investigación fue descriptiva de campo, con un diseño no experimental transeccional. La población estuvo conformada por sesenta y siete (67) sujetos, profesionales entre docentes, directivos y supervisores, de las Escuelas de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo Nº 4. La técnica utilizada fue un instrumento de medición tipo cuestionario, el cual constó de treinta y nueve (39) ítemes de selección con preguntas cerradas, con cuatro alternativas de respuestas. Fue validado por tres (3) expertos, sometido a prueba piloto estableciendo su confiabilidad a través del coeficiente Alfa de Cronbach, cuyos resultados indicaron: una confiabilidad de 0,8998, para la 1ª variable con nivel de significación de 0.01, para ambas y para la 2ª variable 0.9896. Concluyendo que los supervisores educativos desestiman este importante modelo de gestión, lo que incide en la calidad educativa del servicio que se presta en estas instituciones.

Descriptores: Supervisión clínica, Calidad Educativa, Desempeño, Productividad y Ejercicio Supervisorio.

titamariely@gmail.com

CAPIÍTULO I

FUNDAMENTACIÓN

Planteamiento y Formulación del Problema

Como en inicios del siglo pasado, la Supervisión sigue siendo un constructo que genera una gran inquietud a quienes están inmersos en el quehacer docente. Son los países europeos, como España, quienes ofrecen mayor información al respecto. De ésta, se ha hablado de lo que significa y para qué se hace, pero desde entonces se le ha asociado con la Inspección, vista desde la óptica de la fiscalización y el control, siendo de esta misma manera como se viene desempeñando, vale decir de una forma correctiva que manifiesta una clara tendencia fiscalizadora.

Sin embargo, aún en las organizaciones educativas el ejercicio supervisorio se desarrolla con un sentido muy distante a lo que se espera. No obstante, siendo este tema tan inquietante, se han hecho cualquier cantidad de estudios que han tratado de darle un giro a este desempeño con la disposición de hacerla menos fiscalizadora, controladora, y orientadora. Dicho esto, pareciera que en este momento en que surge, entre otras tendencias, la Supervisión Clínica, se dan los primeros pasos reales hacia dicho cambio,

pues la misma ofrece un enfoque totalmente contrario a lo que venía siendo el desempeño del Supervisor y las funciones que como tal venía cumpliendo. Ahora bien, partiendo de esta información se puede ver, cantidad de países que tratan de darle un giro positivo a la Supervisión, que realmente se está dando el cambio y el rol del Supervisor está experimentando una transformación bien interesante.

En el caso de Venezuela, puede observarse como los Docentes, tanto los que cumplen funciones de Supervisor, como aquellos que no se desempeñan en ese rol, buscan prepararse, formarse y enriquecer sus conocimientos por medio de cursos, talleres, especialidades, postgrados, doctorados y otros. por ello es contradictorio que, en la actualidad, este sector adolece de la necesidad de supervisores, orientados hacia un ejercicio proactivo, donde el acompañamiento sea un elemento de base para potenciar las debilidades y estimular las fortalezas que caracterizan el quehacer educativo.

De acuerdo con el resultado de toda esta transformación, que va de la mano de la tecnología y la innovación, el supervisor educativo desempeñará una función integradora en la que los individuos participen de manera activa, con un alto nivel de compromiso, identificados con su Institución y dispuestos a la búsqueda de soluciones reales que beneficien a todos y cada uno de los participantes en este conglomerado llamado Campo Educativo. Partiendo del hecho que la misma evidencia debilidades marcadas en cuanto a la aplicación de técnicas y métodos que fortalezcan la acción supervisoria y mejoren la praxis del docente.

En concordancia con todo lo antes afirmado, es evidente que la propuesta emitida por Ruiz (1989), referida a que “La Supervisión Clínica constituye un proceso de carácter gerencial que permita actuar en los diferentes niveles del sistema educativo, par orientarlo en la perspectiva de los objetivos establecidos y velar por su calidad y eficiencia” (p.74), ofrece un a alternativa de gran valor para el logro de los cambios que se quieren alcanzar.

Expresa por otra parte Ruiz (1989), que “la Supervisión Clínica evita ser inspectora, ya que no es un tipo de supervisión curativa, para enfocarse más profundamente en la parte preventiva, que espera el mejoramiento de la actividad gerencial con la participación activa de los supervisores (p.103). De estas afirmaciones se puede inferir, que el supervisor, en este caso, al aplicar una supervisión clínica debe suministrar información permanente, monitorear el proceso, y darle continuidad al mismo y brindarle acompañamiento al docente.

De igual manera realizará preguntas orientadas hacia el descubrimiento de dificultades, hacia la reflexión, la autoevaluación, y por supuesto, de esta manera, aplicará estrategias o técnicas que prevengan el problema, es decir, evita que el mismo se presente de forma tal que no haya que aplicar medidas curativas, sino preventivas, en pro del mejoramiento de la actividad gerencial.

Por otro lado está el enfoque gerencial de los autores Siliceo, Casares, y González (1999), quienes expresan que “La Supervisión debe motivar, capacitar, reconocer, orientar, dar seguridad, ser ejemplo, reorientar y confrontar con el propósito de lograr beneficios en los trabajadores y en los resultados por el trabajador, efectuados” (p.123). Vista entonces la supervisión, desde esta perspectiva, el supervisor debe orientar, y suministrar fuentes de información.

Incluyendo también en sus funciones, la de formación, para que el docente tenga las herramientas necesarias y consiga las respuestas a las interrogantes que se le puedan presentar en la medida que se den los cambios, logrando de esta forma el desarrollo de sus capacidades, potenciarlas, y fortalecerlas, logrando así un alto nivel de calidad educativa.

Sin embargo en Venezuela, después de darse algunos intentos de cambio, que han sido más de forma, que de fondo, con miras al mejoramiento de la calidad educativa en todos sus niveles y modalidades, es controversial ver cómo aún se desempeña una supervisión tradicional y arcaica que ha traído como consecuencia que se hayan puesto en práctica cualquier cantidad de modalidades de supervisión.

Ante esto queda muy claro que se debe seguir trabajando en esto, haciendo verdaderos esfuerzos para que la supervisión educativa en el país experimente una verdadera transformación; y en este sentido, los supervisores, pueden hacer aportes positivos que contribuyan a dicha transformación. En cuanto a esto, la afirmación anteriormente expresada se ve sustentada en los señalamientos que hace Escarrá (1990), en relación a este punto, expresando que

La Supervisión Clínica fundamentalmente ayuda al docente, apoya su trabajo, tiende a ser una labor en equipo, donde el docente se transforma en el promotor de cambio, generado por un proceso de autoevaluación, se hace responsable de su crecimiento personal y se estimula su autorrealización (p.17)

Por ello se hace necesario que en la educación venezolana se den reformas y modificaciones en el área supervisoria, que responda y satisfaga los nuevos cambios que se vienen presentando, donde la Supervisión sea una herramienta determinante en la consecución de los objetivos previstos por el Sistema Educativo, sobre todo en las Instituciones de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4 del Estado Zulia.

En virtud de ello, las mismas deben ser pioneras en la puesta en práctica de mecanismos que conlleven al mejoramiento, reforzamiento, reorientación y a la efectividad del proceso educativo siendo, a través de éstos, con los aportes efectuados por los supervisores a nivel de desempeño, funcionamiento, formación, entre otras, como lo es el caso de La Supervisión Clínica, la que labre el camino, sirva de guía y ayuda hacia el logro de la ansiada Calidad Educativa. Lo dicho, si se consideran las instituciones educativas, adquiere mayor relevancia, por cuanto, es allí donde se concentra el origen del desarrollo de la sociedad.

En tal sentido se puede inferir que la función supervisoria orientadora de la acción educativa en Venezuela, en los actuales momentos, amerita verdaderas reformas en su aplicabilidad y en los enfoques que se tomen en consideración al momento de llevarla a cabo en cualquiera de sus niveles y modalidades, en este caso particular, en I y II Etapa de Educación Básica, que es el campo de investigación tomado para desarrollar la misma.

De estas evidencias, resulta obvio que parece no haber dudas de que la Supervisión Clínica, siendo un enfoque de aplicación preventiva y no curativa, por lo tanto una supervisión continua, permanente y orientadora, que ejerza un acompañamiento positivo, sin control ni inspección, sino que por el contrario, suministre a los supervisados herramientas de gran valor dirigidas al perfeccionamiento de su desempeño, y por ende de la calidad educativa, el estilo de supervisión que pongan en práctica los profesionales de este país.

Todo esto, tomando en consideración que una supervisión bien llevada genera en los supervisados altos niveles de motivación para realizar un trabajo de calidad, razón por la cual, los resultados deben ser óptimos, ya que al experimentar esa sensación de satisfacción, los mismos evidenciarán comportamientos altamente eficaces y su rendimiento irá en la misma línea de acción. Es decir, una buena supervisión trae consigo mejores resultados que se traducen en excelencia en la calidad educativa.

Sin embargo, la realidad observada de manera no sistemática, en las instituciones educativas, deja muy claro que la praxis supervisoria se encuentra desvinculada de todo cuanto se viene planteando en relación a las funciones inherentes al supervisor. Por lo que amerita partir del punto central, que sería, adaptar los programas establecidos a la realidad de las escuelas, lo que supondría un cambio sustancial en el sistema educativo venezolano, dando así los primeros pasos hacia la optimización del mencionado sistema educativo.

Por ello, se hace necesario que el Estado Venezolano, como garante de la educación de sus ciudadanos, a través de los organismos responsables de a materia, sea el pionero en la reorientación de sus políticas, estableciendo pautas de reformulación de la normativa legal, que permita la aplicación de correctivos, en búsqueda de las mejores condiciones para el capacitación y desarrollo de supervisores, alcanzando altos niveles de desempeño.

A este respecto, es bien importante que se generen situaciones de gran relevancia dirigidas al establecimiento de pautas legales, específicas y explícitas que tengan concordancia con lo antes expuesto y por ende, tengan estrecha relación con la realidad y las necesidades de las instituciones educativas, e igualmente estén orientadas hacia la calidad del proceso mismo.

De acuerdo con esto, puede verse que la aplicación de mecanismos adecuados, como llevar una supervisión bajo el enfoque de la supervisión clínica, representará un cambio significativo, que romperá con los viejos paradigmas tan arraigados dentro del campo de la educación, y que contrario a su razón se de ser, sólo han servido para obstaculizar los logros esperados, evitar que se den los primeros pasos hacia la deseada calidad, arrojando como resultado final que los cambios que se pretende alcanzar no se hayan concretado.

De todo esto se desprende que las instituciones de I y II etapa de educación básica del Municipio Escolar Maracaibo Nº 4, estén llamadas a ser las primeras en la puesta en práctica de este enfoque supervisorio, que de alguna manera traerá a corto, mediano y largo plazo, cambios verdaderos, los cuales incidirán de una forma positiva en el logro de la transformación de realidad educativa, elevando los índices de calidad, en correspondencia a lo esperado por la sociedad, quien realmente debe ser beneficiada, con su producto.

En atención a lo antes argumentado, es importante resaltar otros matices de la supervisión clínica, los cuales están relacionados directamente con actitudes, atributos, particularidades y demás condiciones que deben poseer los supervisores que ejerzan este tipo de supervisión, para que su práctica provoque efectos reorientativos y verdaderamente positivos en la educación venezolana. Caso contrario, quienes no estén en capacidad de asumirla de esta manera en la praxis diaria, la trascendencia de la misma emanará en efectos negativos, opuestos a los que se espera conquistar.

Como complemento de las afirmaciones anteriores, es vital que el supervisor ejerza sus funciones con dedicación, esmero y disposición, con el mayor acierto y perspicacia posible, de manera tal que los supervisados bajo su tutela, muestren agrado de ser supervisados y sientan confianza en él, considerándolo una persona abierta al diálogo, equilibrado, respetuoso con sus subordinados, dispuesto a la comunicación participativa de los miembros partícipes del proceso educativo.

Queda claro entonces que, de ninguna manera un inspector, que sólo viene a la institución a tomar decisiones inadecuadas, a resaltar las debilidades presentadas en el personal, a detectar fallas para señalar, disminuir, o discriminar las capacidades de quienes ejercen la labor docente, incluyendo el personal directivo, administrativo y docente de la mencionada institución, tal y como suele suceder en la realidad, puede estar enmarcado en el deber ser de la supervisión.

En este orden de ideas, es prudente hacer énfasis en que no se puede caer en una generalización que afectaría a la población de profesionales que ejercen funciones supervisorias, pero el planteamiento hecho en párrafos anteriores, es un fenómeno que suele presentarse en muchas de las instituciones educativas pertenecientes al sistema educativo nacional, manifestándose entonces una evidente necesidad de que se den cambios de fondo, que ataquen dicho fenómeno, de manera frontal.

Dicho esto, quedan evidenciados los múltiples beneficios que traerán al sistema educativo, y más específicamente, al campo supervisorio, en el que hacen falta cambios significativos orientados hacia el mejoramiento del desempeño profesional, la aplicación de la supervisión clínica en la praxis diaria, por lo que esta investigación determinará cómo es la relación existente entre la Supervisión Clínica y la Calidad Educativa de Instituciones de I y II Etapa de Educación Básica, basado en la interrogante que surge al formular este problema. ¿Cuál es la relación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa en instituciones de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4?

Objetivos de la investigación

Objetivo general

Determinar la relación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa en las Instituciones de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Objetivos Específicos

Identificar las Técnicas de supervisión Clínica utilizadas por el Supervisor de las Instituciones de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Describir los Métodos de Supervisión Clínica para el logro de la Calidad Educativa en las Instituciones Educativas de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Identificar los Indicadores de Calidad Educativa utilizados por el Supervisor de las Instituciones Educativas de I Y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Definir los Indicadores de Satisfacción Laboral del personal Supervisor de las Instituciones Educativas de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Establecer la relación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa en las Instituciones de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Justificación de la Investigación

Desde el punto de vista institucional, esta investigación estuvo orientada como aporte, hacia la puesta en práctica de una nueva tendencia de gran importancia en su aplicabilidad al sistema educativo de Venezuela, pues se sustenta sobre bases sólidas, que aplicadas de forma coherente y relacionadas con la realidad del país, puede traer grandes beneficios que se verán reflejados en el mejoramiento de la Calidad educativa, siendo una de las variables de gran relevancia y que está basada en fundamentos teóricos válidos con autores que han dado verdaderos aportes positivos para el Sistema Educativo.

En cuanto a lo práctico este tipo de investigación, tiene como finalidad presentar al Ministerio del Poder Popular para la Educación y Secretaría de Educación la oportunidad de aplicarla como una tendencia innovadora dentro del Área Supervisoria que sembrará las bases para que los cambios sean realmente de fondo y comiencen a verse a corto, mediano y largo plazo los resultados claramente positivos que la misma ocasionará en el Sistema Educativo y en su Calidad.

En relación a lo teórico, su propósito es que sirva como antecedente para nuevas investigaciones, considerando su importancia para el continuo ejercicio supervisorio, dentro de esquemas acordes a las necesidades reales de los procesos educativos, los cuales van a la par del conjunto de cambios propios de la sociedad, por ser, en sí misma un proceso social. Es decir, permitirá una herramienta metodológica para otros investigadores a fin de profundizar sobre la aplicación de la Supervisión Clínica, como elemento innovador, en el Sistema educativo en relación con el mejoramiento de la calidad educativa.

En cuanto a lo social, queda claramente establecida la justificación de esta investigación, ya que está implícita la necesidad tan obvia de que se den cambios verdaderamente significativos en cuanto a la función supervisoria y realmente haya un despertar de la conciencia de cada uno de los involucrados en el campo educativo, con incidencia directa en el mejoramiento del desempeño docente, considerándolo como el elemento motor que encenderá la mecha de la inquietud por un sistema educativo mejor, a la par de la calidad educativa ofrecida en las escuelas.

Delimitación de la Investigación

La investigación estará enmarcada en el área de la educación, en el campo de la supervisión educativa. Su objetivo fundamental fue determinar la relación entre las variables planteadas. La misma se desarrolló en tres (3) Escuelas Básicas de I y II Etapa del Municipio Escolar Maracaibo Nº 4. y cómo es la relación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa. Tuvo un periodo de ejecución desde junio 2007 hasta abril 2008 y se apoyó en los postulados de Cogan (1973); Ray (2005); y Cardona (2005), para la primera variable Supervisión Clínica e igualmente, Martínez (2004); De Moura (2006); Correa (2004) y Gutiérrez (2006), para Calidad Educativa como segunda variable.

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la Investigación

Según las reglas metodológicas establecidas, todo investigador debe apoyarse en el análisis de trabajos realizados por otros investigadores, en el mismo marco de acción, que le sirvan como antecedentes previos, de manera que se constituyan como aportes fundamentados y sustentables que le brinden a éste la oportunidad de enriquecer su propia investigación con bases sólidas que vayan con paso firma hacia la evolución de la ciencia. En este sentido, se dispuso de los más recientes trabajos realizados en varias universidades, los cuales sirvieron de sustento a ésta, de acuerdo a su alcance en cuanto a las variables estudiadas.

Por tal razón, se trajo a consideración a Monnot (2006), quien realizó un interesante trabajo de investigación titulado “Supervisión Clínica para el acompañamiento en las Escuelas Zulianas de Avanzada”. La presente investigación se realizó con el propósito de determinar la incidencia de la supervisión clínica ejercida

24

por los directores en el acompañamiento docente en las Escuelas Zulianas de Avanzada del Circuito Escolar Nº 3. Asimismo, se partió de los postulados del Modelo de Supervisión Clínica de Smith y el Modelo de Acompañamiento del PRELAC

En este orden referencial, la referida investigadora determinó que el estudio fue de tipo Descriptivo, con diseño transeccional. De igual manera, la población estuvo comprendida por 353 sujetos y la muestra de 182. De igual modo, se utilizó un cuestionario como instrumento denominado SCADOC, M-05 aplicado a los docentes y dirigido a evaluar las dos variables. Se utilizó la escala de tipo Likert con cuatro alternativas de respuesta, validados por expertos en cuanto al contenido de los ítems, indicadores, dimensiones y las variables en estudio. Su confiabilidad se obtuvo de la aplicación de la fórmula Alfa-Cronbach resultando de una confiabilidad de 0.99.

Siguiendo el orden de las ideas planteadas, se procede a señalar que los resultados obtenidos, en dicha investigación, fueron analizados mediante estadística descriptiva y la incidencia se estableció aplicando la T de Estudent, llevó a concluir que la Supervisión Clínica resulta altamente significativa en el Acompañamiento Docente en las Escuelas Zulianas de Avanzada del Circuito Escolar Nº 3. Llegado el fin de la revisión y análisis de este trabajo, la investigadora Monnot, infiere que en las Escuelas básicas donde se cumple la Supervisión, partiendo de los resultados de la Supervisión Clínica en una categoría de Buena, tendrá una buena incidencia sobre el Acompañamiento Docente.

De igual manera, se tomó como referente importante el estudio realizado por, Rosario (2006), quien realizó la investigación titulada “Supervisión Clínica como Modelo de Trabajo para el Supervisor de Educación Inicial”. La presente investigación se realizó con el propósito da analizar la Supervisión Clínica como modelo de trabajo para el supervisor de educación inicial del Circuito Escolar Nº 1 del Municipio Maracaibo, del Estado Zulia.

Por ello se revisaron los planteamientos de Ruíz Lúquez (1989) y Escarrá (1990), entre otros. Indicó además que, el estudio fue de tipo descriptivo, en un diseño no experimental-transeccional y de campo. La población estuvo constituida por 94 sujetos distribuidos de la siguiente manera: dieciocho (18) integrantes del personal directivo y setenta y seis (76) integrantes del personal docente de los centros de educación inicial atendidos por los supervisores del Circuito Escolar Nº 1.

De igual manera, para complementar el proceso, se empleó el censo poblacional, tomando en consideración el tamaño reducido de la población. Para recolectar la información se aplicó una encuesta con dos (2) cuestionarios, uno dirigido al personal directivo y el otro al personal docente respectivamente, de 18 y 27 preguntas cerradas con tendencia positiva. Así, el instrumento preliminar fue sometido a la validez del contenido a través del juicio de tres expertos.

De acuerdo al contexto de referencias tratadas, la confiabilidad se determinó aplicando una prueba piloto al Cálculo del estadístico Alfa-Cronbach resultando alta (0,769) y muy alta (0,915) para los instrumentos de los directivos y los docentes respectivamente. Los resultados fueron categorizados según un baremo previamente establecido. Seguidamente, se tabularon los datos para el análisis final.

Determinándose que los Supervisores de Educación Inicial en el Circuito Escolar Maracaibo del Estado Zulia, abordan la función gerencial de la supervisión clínica, dirigida específicamente al personal directivo, sin embargo, se descuida en gran medida la dimensión académica o asesoramiento y acompañamiento pedagógico al docente en el aula, lo cual dificulta el logro significativo de los objetivos de la Supervisión Clínica.

En correspondencia a los referentes planteados, Morales (2004), en su trabajo investigativo, presentó un estudio titulado Supervisión Clínica como herramienta gerencial y su relación con el desempeño docente, el cual tuvo como propósito determinar la relación entre la Supervisión Clínica como herramienta gerencial en el desempeño docente. Se hizo una descripción teórica que se fundamentó en varias teorías de supervisión y desempeño, el normativo de educación básica, la ley orgánica de educación y su reglamento, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el manual del supervisor.

Se destacó por otra parte, que el trabajo en mención, fue centrado en la necesidad de que el personal directivo ejerza una supervisión adecuada, que asegure el buen desempeño profesional de los docentes. De la misma manera el estudio se ubicó en un diseño de investigación de campo, que desde el punto de vista de sus objetivos fue de carácter descriptivo. Seguidamente, la muestra estuvo conformada por 61 docentes. Para la recolección de datos se utilizó un cuestionario de la escala de Likert, la confiabilidad del instrumento se obtuvo mediante la prueba piloto y arrojó como resultado en la primera variable 0,90 y la segunda variable 0,85.

Finalizando estas ideas, dicho análisis permitió determinar con precisión que para cumplir a cabalidad con una supervisión clínica existe un componente teórico, legal que orienta adecuadamente su puesta en práctica y en contraste, se le brinda poca ayuda al docente para su desempeño profesional. Igualmente, del estudio se derivaron algunas acciones estratégicas, con la finalidad de contribuir al desarrollo y mejoramiento de directivos y docentes que le permitan obtener el perfil deseado.

Dándole forma a lo antes dicho, se hace referencia a los aspectos de importancia de este trabajo, sobre todo una gran inquietud en cuanto a la incidencia que tiene la Supervisión Clínica en el desempeño de una función supervisoria bien llevada, en tanto que ésta le servirá de apoyo, constituyéndose como una herramienta, de ayuda en el ejercicio de sus funciones, tomando como patrón de comportamiento que la misma sea puesta en práctica, ajustada a los parámetros específicos que dicha supervisión tiene en si misma y contextualizados al ámbito educativo, por supuesto.

A continuación, se trae a Torres (2006), quien realizó un trabajo de investigación para optar por el título de Magíster en Supervisión Educativa para la Universidad Rafael Urdaneta, titulado “Desempeño del Supervisor Educativo y Calidad del Proceso de Aprendizaje en Educación Básica”, cuyo objetivo fue determinar la relación entre el desempeño del Supervisor Educativo y la Calidad de los Procesos de Aprendizaje en las Escuelas Básicas de la Parroquia Altagracia, del Municipio Miranda del Estado Zulia, realizándose un trabajo de tipo Descriptivo Correlacional, con diseño de naturaleza transeccional.

Es importante además destacar que en este trabajo investigativo, la población estuvo constituida por supervisores, 8 Directores, 5 Subdirectores y 90 Docentes. La muestra fue censal. Para recolectar los datos se aplicó como técnica La Observación, como instrumento se utilizaron los Cuestionarios tipo Encuesta, con preguntas cerradas de escala tipo Likert, identificados como DESEMSUR, T-06 dirigido a los Directores y CAPROCAPREN-T-06 para los Docentes, el cual quedó constituido por 25 ítems.

En correspondencia a las especificaciones anteriores, dichos instrumentos se validaron con la técnica del experto y para la confiabilidad se aplicó una prueba piloto a cuyos resultados se le aplicó la fórmula Alfa-Cronbach, alcanzando unible de confiabilidad de 0,99. Los resultados arrojaron que la variable Desempeño del Supervisor Educativo tuvo una sumatoria de 870 puntos, lo que la ubicó en una categoría de Muy Buena, y la Calidad de los Procesos de Aprendizaje acumuló una sumatoria e 3230 puntos, estableciendo la Categoría en Proceso. Esto determinó que existe una relación altamente efectiva entre las variables estudiadas.

Para continuar se enuncia el trabajo desarrollado por Morillo (2006), quien desarrolló un valioso trabajo de investigación para optar por el título de Magíster en Supervisión Educativa para la Universidad Rafael Urdaneta, titulado “Supervisión Académica y Gestión de Calidad de los Docentes en las escuelas básicas” cuyo propósito fue analizar el Desempeño del Supervisor en relación a la Calidad del Proyecto Educativo Integral Comunitario, la Escuela Zuliana de Avanzada Sixto de Vicente del Municipio Mara.

Para asignarle carácter de investigación a este trabajo, se sustentó en basamentos teóricos de autores como Guevara y Romay (2001), Trumman (2003), Harold (2001), Molina (2003), entre otros. Se desarrolló a través de un estudio de tipo Descriptivo Correlacional y de campo, con una población de 67 sujetos, para la recolección de datos se diseñó un instrumento (cuestionario), dirigido a 4 Directores, 33 Docentes y 30 Representantes. Con alternativas de Respuestas en Nunca, A veces, Casi Siempre y Siempre.

En torno al caso que se viene planteando, se reseña que la confiabilidad fue obtenida mediante una prueba piloto aplicada a los sujetos fuera del campo de investigación, sometiendo al Cálculo de Coeficiente de Cronbach, el cual resultó una confiabilidad de 0,99, lo que indicó que es altamente confiable; la validez fue dada por cuatro (4) expertos en el área. Los resultados dejaron evidencias sobre la necesidad de cambiar el estilo de supervisión académica, donde prevalezca la calidad de la gestión para el éxito institucional.

Continuando con la exposición del tema, los resultados obtenidos en el mencionado estudio, muestran que los supervisores de la escuela en estudio presentan fallas en los elementos como la motivación, comunicación, y planificación, los cuales son fundamentalmente en la praxis pedagógica, ya que determinan los cambios educativos, igualmente se constató que, condicionan gran parte, la motivación de los docentes hacia la participación en proyectos innovadores, al igual que dificulta la integración de contextos importantes como es la escuela-comunidad, para el logro exitoso de los objetivos planificados.

También, Silva (2006), quien realizó una investigación para optar por la Maestría en Gerencia Educativa, titulada “Calidad del servicio educativo con la ejecución del Proyecto Escuelas Bolivarianas en el Municipio Páez”. Cuya objetivo fue identificar los componentes del Proyecto Escuelas Bolivarianas en el Municipio Páez y el nivel de efectividad en esta ejecución. La investigación fue de tipo Descriptiva, con diseño de campo, la población se constituyó con cuatro (4) Escuelas Bolivarianas, cuya muestra se conformó por 57 sujetos, arrojando una confiabilidad de 0,88. la investigación se enmarcó conceptualmente en las teorías de Lepeley (2201), Oria (2000), García (1999), El Proyecto Educativo Nacional (1999).

En este orden se describe también, que los resultados indicaron con certeza que en las Escuelas Bolivarianas de este Municipio no se está ejecutando el proyecto a cabalidad porque se recomienda a las autoridades competentes poner en marcha cursos de actualización y sensibilización a los docentes que laboran en estas instituciones.

Continuando las ideas, se hace referencia al trabajo de Gil (2006), quien realizó un trabajo de investigación titulado “Supervisor Educativo y Gestión de Calidad”, para optar por el título de magíster en Supervisión Educativa en la Universidad Rafael Urdaneta, cuyo objetivo fue determinar la labor del Supervisor Educativo y Gestión de Calidad en Educación Básica. Se indica que el mencionado estudio se sustentó en basamentos teóricos de diversos autores.

Siendo importante destacar que la investigación en referencia, fue desarrollada a través de un estudio de tipo Descriptivo de campo, presentando un diseño no experimental, transeccional, con una población de 102 sujetos, para la recolección de datos se diseñó un instructivo (cuestionario) dirigido a 81 Docentes, 10 Directores, 11 Supervisores.

En el mismo orden referencial se indica que el instrumento utilizado para este estudio constó de cuatro (4) alternativas de respuestas el estilo Likert, Completamente de Acuerdo, De acuerdo, En Desacuerdo, Completamente en Desacuerdo, para determinar se confiabilidad se aplicó a 10 sujetos con las mismas características, como prueba piloto sometiendo al Cálculo de Coeficiente de Cronbach el cual resultó en una confiabilidad de 0,99 para ambos instrumentos.

Por otro lado, lo que es altamente confiable; la validez fue dada por tres (3) expertos en el área. Los resultados obtenidos muestran que en los supervisores de las Escuelas Estadales de la Parroquia La Guajira del Municipio Páez, los supervisores no promueven las estrategias innovadoras e integradoras, como promotores de una gestión de calidad con la finalidad de mejorar la calidad educativa, el estudio tiene importancia, puesto que orientará la actuación-acción del supervisor educativo.

En el caso de variable Calidad Educativa, los antecedentes encontrados fueron orientados a determinar si el sistema educativo ofrece un servicio sobresaliente e imponderable o si por el contrario requiere ser optimizado, a través de una gama de tácticas aplicadas, a nivel del personal que forma parte de este conglomerado y que son parte importante del mismo, ya que sin su contribución, no podría funcionar de manera alguna y cada uno de los integrantes del mismo no tendría la oportunidad de proponerse objetivos como medio perfectible en todos los ámbitos del proceso educativo.

Bases Teóricas de La Investigación

Con la finalidad de poder llevar a cabo, de la mejor manera posible, esta investigación, se hace necesario conceptualizar todo aquello que sustenta las variables en ella manejadas, de igual modo, las dimensiones e indicadores, surgidos de la construcción de los objetivos planteados en la misma, atendiendo los distintos matices que pudieran generar, concerniente éstos a las características propias de cada uno de ellos.

Por tanto, es preciso destacar que los referidos fundamentos teóricos han servido como base sustentable para el desarrollo de este trabajo de investigación y a la vez facilitaron la viabilización de todas sus fases, las cuales se han llevado a cabo con la mayor precisión, factibilidad, y exactitud permisible, en correspondencia con los estatutos establecidos para este tipo de trabajos.

Es de hacer notar, que en todo momento se cuidaron al detalle los aspectos metodológicos correspondientes, soportados además por reconocidos y actualizados autores en la materia, los cuales son los que permitieron el logro de resultados positivos, confiables y de grandes aciertos, como distinción que demarcó la importancia de esta investigación.

Supervisión Clínica

Antes de definir el significado de Supervisión Clínica, se hizo un pequeño esbozo sobre el concepto del término Supervisión según el Diccionario Enciclopédico Estudiantil OCEANO (1998), el cual indica que es “Aquel individuo o persona que ejerce la inspección superior en determinados casos. Supervisión, Supervisor (a)” (p.895).

Igualmente manifiesta Ruiz (1989), en cuanto a esto que “La Supervisión Clínica evita ser inspectora, debido a que la inspección es una práctica que se aplica bajo hechos concretos de errores e imperfecciones, es decir, es un tipo de supervisión curativa, mientras que la supervisión clínica es de carácter preventiva” (p.103)

En el expresado concepto, se visualizó claramente la muy estrecha relación que existe entre ambas acciones, supervisión e inspección, incluso, como un término que bien podría considerarse sinónimo del otro. Como complemento de lo antes expuesto, es pertinente mencionar lo planteado por el teórico Cogan (1973) que “según el diccionario, clínica se refiere a la presentación, análisis y tratamiento de casos actuales y problemas concretos en un campo específico” (p.25).

Como resultado de estas referencias, puede observarse como la esencia del término ha ido sufriendo cambios significativos, desvirtuando éste de lo corresponde a dicho ejercicio, ya que se aprecia una disyunción entre el mismo y la puesta práctica del ejercicio supervisorio, llevado e cabo por los supervisores educativos.

En este caso, surge la interrelación de dos conceptos en la búsqueda de darle un nuevo enfoque a la función supervisoria, orientándola más hacia la prevención de situaciones que puedan generar conflictos, que al hecho en sí de tener que aplicar medidas curativas, las cuales pueden afectar a terceros que no tienen ninguna vinculación con la situación presentada.

En cuanto a la definición de Supervisión Clínica se toma en cuenta la afirmación que hacen Achenson y Gall (1987), citados por, Ray (2005), quienes dicen que “Es la observación directa de comportamientos específicos y del rendimiento durante el proceso de trabajo y el posterior desarrollo de planes para reparar deficiencias”. (p.96)

Vinculado al concepto, se aprecia con claridad como la supervisión durante el transcurrir del tiempo ha ido orientándose hacia el deber. Quiere decir entonces que, está alcanzando su función específica, la cual no es más que un apoyo para la buena marcha del proceso desarrollado por los docentes, en beneficio directo de la productividad del mismo y por tanto de la calidad del servicio educativo. Todo ello, en beneficio de los clientes. Es decir, de los estudiantes. Siendo vital, que este progreso en mención, se mantenga como un continuo sustentable.

Vale decir entonces que, dichas transformaciones han favorecido la esencia de la supervisión, por cuanto, ésta venía presentando un carácter más sancionador que orientativo. Es decir que a la altura de este siglo, se habla de la superación mediana del hecho supervisorio como elemento preventivo proyectado hacia la calidad del proceso educativo en general, en la cual se evidencia disposición para establecer un nuevo enfoque dirigido a la labor supervisoria, en la que se establezcan medidas cónsonas con las particularidades reales presentadas. Expresa al respecto, Martínez (2004), en el marco de las responsabilidades en el sector público, indica que

…lo correcto es establecer mecanismos de control y supervisión para evitar funciones eminentemente sancionadoras; de ello se desprende que el poder preventivo debe estar enfocado en identificar las causas que dieron origen a conductas desviadas, proponer y, en su caso, supervisar acciones que tienden a evitar su recurrencia, establecer un sistema de evaluación…respecto a la prestación del servicio…(p.45)

Tal como se ha venido mencionando, durante la discursiva de este trabajo, la supervisión, que durante mucho tiempo estuvo ligada a la inspección, desde el punto de vista del desempeño y demás aspectos inherentes, con el transcurrir del tiempo viene experimentando transformaciones significativas que la alejan cada día más de aquella que fuera autocrática, impositiva y dictatorial, para dar paso a una supervisión, que ofrece un servicio de orientación con mayor énfasis en lo científico a los docentes, los cuales se enfrentan a las enorme dificultad de convertir la teoría en práctica, siendo esta labor de orientación, ayuda técnica, amable y oportuna, la que define con mayor precisión lo que se puede llamar Supervisión.

Concretando las ideas, las instituciones educativas precisan de un ejercicio supervisorio preventivo, que agilice los procesos en vez de coartarlos o desvirtuarlos, pues, lo que se espera es una viabilización de las acciones, en busca de calidad. La afirmación anterior, precisa de hechos profundos, sustentable y no de forma como en otrora se suscitaba.

En sí, es importante que estos cambios se susciten en su esencia, verdaderamente profundos, permitiendo una modificación de los paradigmas establecidos, los cuales no han hecho más que obstaculizar el proceso como tal, y en consecuencia, bajos niveles de productividad. Situación revelada por distintos organismos, de reconocida trayectoria, como la UNESCO, el SINEA, entre otros. Igualmente, Luna (1999) citado por Cardona (2005), define la Supervisión como

Una acción coadyuvante en el cambio inapelable del contenido y de la función de la educación, que repercutirá en el proceso de aprendizaje…establece que la supervisión educativa debe entenderse como una actividad técnico, docente y administrativa que se cumple en los niveles y modalidades del sistema educativo, como medio de apoyo, cooperación, orientación y motivación para mejorar el proceso de aprendizaje. (p.54)

De acuerdo con este criterio, la supervisión, tal como se ha especificado en textos anteriores, debe ser la resultante obtenida de la aplicación de acciones tales como: planificar, coordinar, evaluar y orientar, con un fin común, dirigido a mejorar la educación. Para el logro de este fin, se requiere de un ejercicio orientado hacia la perspectiva de una supervisión democrática, humanística, apoyado en las técnicas específicas que contribuyen a su perfeccionamiento, convirtiéndola verdaderamente en una supervisión dinámica y efectiva. Es decir, que se lleve a la práctica a manera de cumplir con su función real.

De igual forma, es importante destacar el hecho de la necesidad que existe en toda organización de ser supervisada, puesto que, aún cuando ésta funcione adecuadamente, siempre se requiere un apoyo permanente, a fin de prevenir situaciones que infieran en la calidad del servicio, como detalles que corregir, debilidades que potenciar, y por supuesto, fortalezas que resaltar. Vale decir, el ejercicio supervisorio, ofrece mejores resultados cuando se realiza en convivencia, donde todos sean partícipes, tanto de sus logros como en sus debilidades.

Entendiéndose que al supervisor educativo no sólo le corresponde tomar decisiones referidas a conflictos, al momento ofrecer alternativas que satisfagan a los involucrados, sino que también es inherente a su ejercicio, la prevención, orientación y estimulación de las fortalezas encontradas para potenciarlas aún más y por otro lado realzar el trabajo realizado por los gerentes, quienes, en sus hombros llevan en pleno la responsabilidad de la organización. Quiere decir, entonces que sus visitas a la institución deben suscitarse con frecuencia y efectividad, para de esta manera, dar cumplimiento cabal a tanta responsabilidad asignada.

Al respecto, Mohana, Wall y Chambors (2004), complementando la razón de ser de los supervisores, plantean que “Ellos pueden ofrecer, el apoyo esperado, facilitar la educación a base de servicio…proporcionar apoyo a programas formales educativos…” (p.179). Dicho de otra manera, la supervisión clínica imprime un carácter formativo globalizante al hecho educativo. Por esta razón, se cree que es el tipo apropiado para rescatar la educación. Por lo tanto, los involucrados se sentirán motivados al ver que es reconocida su labor. En tal sentido, la eficiencia y la eficacia se incrementarán, independientemente del ejercicio desempeñado, siendo esta la esencia de la acción supervisoria, de esta manera los supervisados serán más perceptivos, y aceptarán con agrado las orientaciones emitidas por el profesional encargado.

Ante lo expuesto, queda claramente establecido que el enfoque de la supervisión clínica no está dirigido a la personalidad de los docentes, ni a reformar la misma, tampoco a ser destructivo en las apreciaciones del supervisor, sino muy por el contrario, se debe dirigir a la actuación, vale decir, desempeño y comportamiento de los docentes y primordialmente, hacer sugerencias constructivas en cuanto a las orientaciones que él considere pertinente hacer a sus supervisados.

Por otra parte y no menos importante, está el hecho de que la Supervisión Clínica abarca toda una gama de aspectos; que además de tener que ver con la ayuda prestada al docente para el desenvolvimiento en el aula, también ofrece ayuda técnica y administrativa a las instituciones educativas, a través de un funcionario, quien ejerce como supervisor, función ésta, para la que debe poseer un perfil a la altura de los docentes.

Del mismo modo, el supervisor del sector educativo, dada las necesidades confrontadas por los docentes en este sector, ha de estar preparado para enfrentar la infinidad de retos que implica el desenvolvimiento social dentro de la gerencia en los recintos escolares, por ello, debe disponerse a enfrentar diversidad de situaciones con entereza y creatividad, teniendo en cuenta la encomiable tarea que su cargo le confiere y la trascendencia de su papel, dentro y fuera de la institución.

De igual forma, la supervisión clínica ofrece un enfoque de atención personalizado, que brinda asesoramiento individual, apoyo continuo, acompañamiento permanente, enfatizando de esta forma en la prevención de situaciones que deterioren el rendimiento y desempeño de los supervisados.

Así como también, enfoca su atención hacia la supervisión académica, la cual presenta grandes debilidades, ya que, en razón de las múltiples funciones administrativas ejercidas por el supervisor, se ha dejado de lado, argumentando, la falta de tiempo, pues éste, se ocupa mayormente de llevar y traer documentos, información general emanadas del ente responsable, entre otras actividades.

Técnicas de Supervisión Clínica

El desempeño de la gestión supervisoria identifica a quien la ejerza, como un agente transformador de la sociedad, que a través de su conducta y acciones proyecta gran dedicación por lo que hace, coordinando de manera asertiva aquellas instituciones que estén bajo su responsabilidad. Es decir entonces que, al imprimir flexibilidad mental y libertad profesional, se ejerce la supervisión con respeto a la autonomía de quienes participen en el proceso, siempre con positivismo y gran calidad gerencial. De acuerdo con estas afirmaciones, es válido citar a, Valderrama (1997), quien plantea que la supervisión pedagógica consiste en

Dirigir, orientar y reorientar el proceso pedagógico en las instituciones educativas, se basa en un trabajo cooperativo y de equipo; implica, el estudio de las condiciones en que se desarrolla el trabajo de los docentes, estimular la obtención de medios que conduzcan al docente hacia su crecimiento profesional, con una pedagogía que garantice la óptima calidad del aprendizaje. (p.33)

Lo anteriormente expuesto deja ver por demás que, aún cuando se han emitido diversas definiciones referentes a la supervisión, todas concuerdan en un punto de gran relevancia, ven la supervisión desde un punto de vista humanístico, ya que su razón de ser son las personas y las relaciones humanas. Además, la supervisión está revestida de un carácter social que propicia el desarrollo de las habilidades y cuyo objetivo es el proceso de aprendizaje y el logro de cambios en la conducta, a través de la dirección, orientación y reorientación.

En esa misma línea, aparece la supervisión clínica centrada en qué y cómo facilitan el aprendizaje los maestros en el aula, atendiendo además la parte gerencial y comunitaria, aspecto fundamental para disponer de un amplio conocimiento en cuanto al entorno de la institución. Razón por la cual, deben ser aplicadas estrategias de visitas continuas y permanentes, para así tomar decisiones adecuadas que respondan a esta realidad.

En congruencia con las ideas desarrolladas, es preciso que el supervisor, para cumplir cabalmente con su función, parta de un diagnóstico general, objetivo, de la situación organizacional, a fin de emprender las acciones pertinentes para orientar o reorientar los procesos con acierto, a través de la aplicación de técnicas específicas, enmarcadas en los fundamentos de la supervisión.

Relacionado a esto, se toma como referente lo planteado por, Chan, Berven y Thomas (2004), quienes expresan que, “Aunque este es un modelo genérico, de las actividades primordiales que encierra la supervisión clínica las cuales son aplicables para la rehabilitación, asesoramiento y práctica e inclusive valoraciones técnicas…” (p.415). Si bien es cierto lo dicho por parte de los autores mencionados, también es verdad, que su éxito depende de quien la ejerza. Por ello, es importante que el sector educativo cuente con supervisores efectivos, capaces de llevarla a la práctica, tal cual está concebida.

Cierto es, que lo planteado por los mencionados autores, solo queda por parte de quienes ejercen la importante función de supervisar, asumir el urgente compromiso de impulsar acciones transformadoras de tal manera que los esfuerzos mancomunados, a nivel de las organizaciones educativas coadyuven el impulso que requiere la sociedad actual en relación a la calidad de dicho proceso.

Por su parte, Scott (2007), desde su visión teórica, refuerza estas ideas diciendo, que “Los grupos sociales trabajan por necesidad para tener especialización, destrezas, habilidades técnicas en el entendimiento fundamental de los seres humanos…y esperan también una supervisión continua…” (p.181)

Métodos Utilizados por la Supervisión Clínica

En relación a la utilización de métodos, la supervisión, para garantizar la efectividad de la acción pedagógica, propiamente dicha, requiere del apoyo de una serie de estrategias, que en su carácter más estructurado, debe ser la base sobre la que se apoye ésta, para el logro de los objetivos que la misma pretende alcanzar, valiéndose de las acciones del gerente, quien debe certificar las metodologías utilizadas para la acción escolar, ya que ésta es el centro del éxito del proceso educativo, y es en sí, su esencia.

En cuanto a las ideas planteadas, es viable la conceptualización expresada por, Ledley, Marx y Heimberg (2005), cuando exponen que “…la mayoría de los supervisores emplean diferentes métodos cuando supervisan aprendices. Los supervisores también son muy abiertos a las sugerencias sobre el proceso de educación…” (p.224)

Dada esta afirmación, se aprecia con claridad la importancia de la aplicación de métodos, en el ejercicio de la supervisión escolar, ya que éstos constituyen herramientas de gran valor para un adecuado desarrollo del ejercicio supervisorio, permitiendo en todo caso hacer más viable, seguro, cómodo y agradable para los supervisados, quienes ante una supervisión, suelen sentirse, en la mayoría de los casos, inseguros, criticados y hasta maltratados.

Por cuanto lo perciben como un fiscal que está pendiente más de sus deficiencias, que de sus suficiencias. Tal y como en otrora, se concibiera la imagen del supervisor y que poco a poco ha ido experimentando cambios significativos que le favorecen. Así, la supervisión ejercida en un ambiente de respeto y de convivencia será más efectiva.

De acuerdo a lo planteado, vale decir que dada, la complejidad de las personas como individuos con características particulares y un desarrollo donde convergen una serie de dimensiones, todas de igual importancia para el equilibrio del ser como tal, la implementación de métodos en el quehacer de todas el ámbito educativo, es fundamental.

Atendiendo a estas afirmaciones, los autores Sánchez, Espinoza y Sánchez (2004), dentro de sus apreciaciones, hacen mención de algunos métodos de referidos a la supervisión, que entre otros, son considerados de los más novedosos y de mejor aplicación para el logro de los objetivos que se desee alcanzar, éstos son: el método científico, el método no directivo, el método facetas múltiples o mixto, el método de ayuda mutua, el método por ósmosis y el método clínico.

En este orden de ideas, Van Ooijen (2003), precisa que “El método proporciona una estructura, que incluye elementos como los tiempos, el lugar, la privacidad, los límites y un minucioso trabajo de acuerdo” (p.59) Ahora bien, queda reflejado en sus enunciados hacia donde van enrumbados los mismos. Es decir, imprime carácter científico al proceso y su norte está encaminado hacia la eficacia y la eficiencia del desempeño docente en el aula de clases.

Calidad Educativa

Hablar de calidad es hablar de superioridad o excelencia en cualquier área del quehacer humano, es un constructo de gran complejidad, y por supuesto este es un aspecto que genera gran preocupación en cualquier organización, y en este caso en particular, de las instituciones educativas de I y II etapa de Educación Básica.

En esta misma línea, expertos en calidad, estiman que las inconformidades, productos y servicios que no cumplen con las normas, le cuestan a una determinada organización un alto porcentaje de pérdidas, que va desde costos de materiales desperdiciados, tiempo perdido y ejercicio de las garantías por parte de los clientes, lo que el campo educativo puede traducirse en material humano irrecuperable.

Por otra parte, es imperante la necesidad de actualización de conocimientos, que afecta al personal docente e incide desfavorablemente en su desempeño y por el otro lado están los clientes, que son los alumnos, quienes, en este caso los que reciben el producto final, y quienes tiene derecho al mejor servicio educativo. Ahora bien, hoy día, es marcada la preocupación por la calidad educativa y radica, según, Martínez (2004), como punto central, al decir que

En la historia reciente de la educación ningún término ha causado tanto hechizo, ni tanta admiración, ni tanto efecto paralizador en maestros, padres, investigadores…como la expresión calidad de la educación, a tal extremo que se ha pensado que el mundo de la educación ha caído en el fetichismo…fuera de la calidad no habrá salvación para la educación…” (p.333)

Atendiendo a estas consideraciones, cuando se habla de calidad en los productos, ciertamente deben ser éstos, proporcionales a la magnitud de la significancia que implica la calidad, la cual se considera como un todo y algo más. Puede inferirse entonces, que en el sector educativo, lo planteado amerita una consideración especial, por cuanto, su producto viene presentando debilidades.

Por otra parte, se destaca que en este ámbito, como lo es el entorno educativo, el resultado final de los procesos no es cuantificable, por el contrario, se refleja en términos cualitativos. Hoy día, la calidad educativa sigue siendo una premisa, cuyo fin es muy distante de la esencia real que ello implica. Por lo tanto, habiéndose enunciado las consecuencias ocasionadas por la carencia motivacional, el matiz de la calidad educativa si está intrínsecamente relacionado con lo económico tal como están enfocadas en este contexto.

Por ello, De Moura (2006), considera que “La calidad es motivo de preocupación, ya que el dominio de las destrezas básicas y las capacidades esenciales es insuficiente para satisfacer las demandas de la sociedad y de la economía. (p.10) Con relación a esta afirmación puede interpretarse, que la inclinación económica planteada tiene incidencia directa en aspectos fundamentales para la mejora continua de la educación, y surge como una respuesta a la necesidad de contribuir al desarrollo nacional, a la función de preparar, para el trabajo productivo y a la pedagogía inspirada en la administración científica.

Aquí, lo expresado por el mencionado autor pareciera contrario a la realidad del quehacer educativo, por cuanto la realidad del docente se muestra debilitada por una marcada insatisfacción laboral donde el factor económico no es representativo. De alguna manera, si el ejercicio docente se viese compensado desde el punto de vista socioeconómico y cultural, podría justificarse la utilización del término calidad.

Quiere decir entonces, que partiendo del ente rector en materia educativa, en cualquier espacio organizacional se debe implementar un proceso de transformación que reoriente los paradigmas en función del mejoramiento de la satisfacción laboral. De acuerdo a lo anterior, Correa (2004), determina que la calidad

…constituye una preocupación constante, es un sello de garantía y de reconocimiento…un objetivo hacia el que se tiene…es un término que establece un hito en aspiraciones al desarrollar determinadas acciones. Tras alcanzar una calidad mínimamente requerida…la aspiración inmediata debe ser la calidad integral… (p.56)

Correlacionando las ideas, puede inferirse que la sociedad de esta época tan afectada por la diversidad y complejidad de los tantos cambios, a la cual está sometida, y que de cierta manera, refleja las consecuencias de ese hecho, reclama, indicativos de calidad favorables para su reorientación y encausar un verdadero desarrollo. Razón por la cual, tanto el supervisor como los demás individuos inherentes al servicio educativo, tienen el deber de implementar las acciones pertinentes, en función de la mejora continua y sustentable del servicio educativo. Siendo de esta manera, una proyección hacia el mejoramiento de la calidad. Por su parte, Gutiérrez (2006), señala que

Los directivos de muchas de las organizaciones con grandes deficiencias, siguen pensando y declarando que las fallas y deficiencias se deben a los empleados, lo cual está muy alejado de la verdad, ya que la calidad la proporciona primeramente el… y de esto es responsable la alta dirección. (p.39)

De acuerdo a lo expuesto por el referido autor, en las organizaciones educativas es fundamental la presencia de un gerente con disposición al cambio y al compromiso, dispuesto a echar adelante la organización promoviendo un ambiente armónico y convivencial donde asuman la responsabilidad de impulsar un trabajo de de alta calidad.

Acciones del Supervisor

Se entiende por acción, toda aquella gestión realizada por una persona, que denota intencionalidad, debiendo ésta, denotar relación entre lo que se dice o se hace. En tal caso que, las acciones del supervisor conllevan un fin específico, el cual se proyecta hacia el desenvolvimiento eficaz del proceso educativo, además, pretende desarrollar las personas inmersas en él, aplicando métodos y técnicas, como medio para el mejoramiento continuo de su desempeño.

No obstante, es imprescindible que, dichas acciones de desenvuelvan en un ambiente de respeto, de cordialidad y de ayuda mutua. Lo que deja ver, que el diario accionar supervisorio constituye un proceso enriquecedor, permitiendo un aprendizaje global donde todos pueden equivocarse, pero lo más importante es comprender que los errores son del equipo y no de algunos, como se cree.

Además, es importante que exista un clima de confianza que permita hacer de dichos errores aprendizajes significativos que incrementen conocimientos y competencias. Es así, como el supervisor, previo a este ejercicio como tal, es primordial que haya ejercido la función docente. De manera tal, que pueda sentirse identificado con las necesidades de sus supervisados, por experiencia propia.

Al mismo tiempo que se vayan subsanando los problemas presentados en el desarrollo del proceso, se irán logrando las metas perseguidas, se fortalecerán las debilidades observadas entre los supervisados, docentes o no, y a la par de todo esto, el personal en general, irá desarrollando automáticamente, sus propias aptitudes, habilidades y destrezas, producto de las permanentes supervisiones realizadas y del grado de confianza experimentado por ellos, en el supervisor.

Al respecto; un supervisor debe ser líder de funciones, y en torno a esto, los autores Davis y Newstrom (2003) definen liderazgo “como el proceso de influir y apoyar a los demás, para que trabajen entusiastamente a favor del cumplimiento de los objetivos” (p.90). Por lo tanto, este concepto podría aplicarse a los supervisores, ya que son personas con una gran capacidad de influencia y apoyo, que poseen la capacidad de estimular a otros encaminándolos hacia el logro de objetivos comunes y, principalmente, lograr la misión de las instituciones.

Al contrario de esto, hoy en día esas funciones, lamentablemente se cumplen con serias debilidades, lo que ha generado desinterés por parte del docente, en cuanto a su crecimiento como profesional, para de esta manera, desempeñar mejor su rol. Esta situación ha venido suscitando problemas graves e irreversibles, los maestros y profesores se hunden en la rutina del quehacer diario, improvisando su trabajo, sin motivación alguna.

Por otra parte, ha traído como consecuencia la deserción de los niños, niñas y adolescentes de sus aulas de clase, baja participación de los que asisten, repetición de planificaciones hechas por el docente desde hace mucho tiempo, las cuales no concuerdan, ni guardan relación alguna con la realidad actual de los niños, ocasionando en ellos desmotivación y desinterés, lo que se traduce en bajo rendimiento estudiantil. Al respecto vele la pena complementar con otro enfoque, pues fortalece el punto de vista considerado hasta ahora, y éste corresponde a Mosley y otros (2005), quienes manifiestan que

Una organización sólo puede tener éxito si cuenta con el número y el tipo correcto de personas para hacer el trabajo. Por lo tanto, un deber fundamental de todos los supervisores es saber elegir, colocar, capacitar, desarrollar…y aprovechar los empleados competentes. (p.448)

Vinculando el concepto, el éxito de una empresa está sujeto a una gran variedad de aspectos a concebir, como lo son el número y tipo correcto de personas para hacer el trabajo, y que atañe al supervisor atenderlas. Desempeñarse bien o mal en estas funciones es un factor de gran importancia para el éxito o fracaso de cualquier tipo de organización, educativa o no.

Si bien es cierto, que existen elementos fundamentales para el éxito organizacional, en lo que se refiere al campo educativo, existen algunos que no se manejan de esta manera, puesto que no están en manos del supervisor, ni se corresponde con las responsabilidades propias de su cargo, entre los que vale mencionar saber elegir y pagar, ya que como es bien sabido, esta parte le es conferida al ente rector del sistema educativo, que en este caso es el Ministerio del Poder Popular para la Educación. En otras palabras, es imprescindible reorientar las políticas educativas, para generar la satisfacción laboral de los docentes, de lo contrario será difícil alcanzar una mejora continua del servicio educativo.

No obstante, es preponderante destacar que se refiere al resto de los elementos, que deben conjugarse para emprender una mejora continua. Es decir, sentido de pertinencia por parte del supervisor para modelar a sus docentes. De esto se desprende que, el funcionamiento cabal de estos factores incide positivamente en el mejoramiento del desempeño docente, en la elevación de los niveles de la motivación, en todos los integrantes del proceso enseñanza-aprendizaje. Por tal razón, la gestión de calidad, constituye un serio compromiso por parte de los gerentes de hoy, a fin de guiar a la organización hacia una productividad cualitativa.

Pero, si los supervisores, logran entender la importancia del cambio, los mismos estarán en mejores condiciones para desempeñarse adecuadamente y hacer su parte dentro de este gran proceso llamado enseñanza-aprendizaje, constituyéndose en individuos constructivos, pioneros en la verdadera transformación del mismo, orientada ésta, hacia el alcance de objetivos sólidos, firmes, específicos, proyectivos y factibles, que vayan directo al mejoramiento y perfección de dicho sistema.

Para finalizar, se cimientan estos planteamientos con lo referente a las ideas del teórico Gutiérrez (2006), quien en sus postulados muestra gran preocupación por la calidad productiva, la cual, según él, determina la competitividad de las organizaciones en el complejo y cambiante, mundo de las organizaciones, señala que

La alternativa es proporcionar una buena supervisión que haga énfasis en la calidad, que logre detectar por medio de métodos objetivos y pequeños monitoreos cuando un trabajador esté dentro del sistema y cuando es un trabajador especial. Estos monitoreos, reflejados en una carta de control, pueden evaluar objetivamente la evolución del desempeño de un trabajador (p.51)

Sin duda alguna, la idea expresada recoge con bastante aproximación lo que se debe hacer realmente para lograr los propósitos deseados en cuanto al ejercicio supervisorio, propiamente dicho, y maneja con suficiente claridad lo que corresponde a toda persona que se desenvuelva en el marco gerencial, si su intención inequívoca es mejorar. Contextualizando éstos referentes, habría factibilidad en el proceso enseñanza-aprendizaje, alcanzando altos niveles de estimulación y motivación en los docentes. Es decir, ratifica la significancia de la prevención en el hecho educativo, tal como lo contempla la supervisión clínica.

Existen sin embargo, otros enfoques que pueden adjudicársele a las acciones del supervisor, éstos tienen que ver con los roles que al mismo se le atribuyen los cuales se interrelacionan más con las funciones, que con las acciones, pero en este caso particular parece propicio relacionarlos con las acciones que lleva a cabo un supervisor para lograr los objetivos propuestos por él, con miras al mejoramiento del desempeño.

Vinculado al concepto anterior, la mediación es una práctica o recurso de incalculable valor a la hora de consumar su acción supervisoria, puesto que es frecuente y común que en el diario desenvolvimiento dentro del campo educativo se presenten conflictos de índole personal, en algunos casos, o de índole profesional, alcanzando incluso altos grados de conflictividad, aspectos poco favorables para el normal funcionamiento de las mismas.

Es decir, sea cual sea la situación presentada, afecta negativamente el clima organizacional de una empresa o institución, más aún en el sector educativo, donde el personal es consecuencia de factores ajenos, de tal forma que el aporte realizado por el mismo es de vital importancia para la solución de los mismos .

Por supuesto que para que los resultados obtenidos reflejen la solución a los conflictos y los involucrados experimenten sensaciones de satisfacción, es prioritario que el supervisor medie en forma imparcial mostrando una actitud equilibrada y cónsona con su quehacer y responsabilidades, ya que lo contrario solo contribuiría a incrementar de una manera drástica las situaciones conflictivas, en vez de solucionar, lo presentado y objeto en estudio a solucionar

.

Toma de Decisiones

En cuanto a la Toma de Decisiones existe una gama de información muy amplia y detallada a cerca de la influencia tan marcada de ésta dentro del área de la supervisión. Este indicador juega un papel de vital importancia, incluso, según lo investigado, el mismo es considerado el eje central de la supervisión. El expresado criterio se ve reforzado por lo expuesto por Mosley y otros (2005) en su libro Supervisión, el cual dice que

La Toma de Decisiones es el punto central de la supervisión, y en la mayoría de los casos deben tomarse con gran rapidez y, a menudo, con información escasa o contradictoria, luego éstas deben efectuarse para lograr los objetivos del departamento. (p.60)

Bajo este enfoque, es obvio, que la toma de decisiones no es algo que pueda dejarse para después o que no se le preste atención. Por el contrario, la característica resaltante, es que se debe hacer uso de ella bajo condiciones muy particulares, como por ejemplo la rapidez y falta de información antes nombrada, por tal razón el supervisor deberá ser muy asertivo al momento de llevarla a cabo. Así, se precisa de la presencia permanente del supervisor en la escuela, para que tome acciones ante situaciones emergentes o delegue, oportunamente, según sea el caso.

Ante esto, es muy necesario que éste sea, además de lo antes dicho, muy competente en las áreas administrativas que entre sus funciones está contemplado que cumpla, como lo son: planeación, organización, integración, liderazgo y control, y cualquier otra área que se requiera, de acuerdo a las circunstancias presentadas en el momento.

Al respecto, Mosley y otros (2005), estudioso de la supervisión en el ámbito organizacional, exponen que “La toma de decisiones es la consideración y lección consciente de un curso de acción entre dos o más alternativas disponibles par obtener el resultado deseado” (p.62). Las mismas se deben tomar de forma imprevista, sin mucha información sobre la situación, lo cual es justo o real, solamente basado en el hecho, ofreciendo además dualidad de alternativas a los involucrados.

Queda implícito entonces, que si las decisiones tomadas son acertadas, congruentes y adecuadas, por supuesto que generarán logros positivos dirigidos al alcance de las metas propuestas por la institución, éxito y calidad, pero si por el contrario, las decisiones tomadas no fueron acertadas, sino incongruentes e inadecuadas, las mismas generarán inconformidad, desmotivación, lo que incidirá de forma negativa en lo que se desea alcanzar.

De los argumentos anteriores, resulta interesante la interrelación existente entre la toma de decisiones y el futuro, puesto que sea cual sea la decisión que se tome en determinado momento ésta afectará directa o indirectamente los logros o resultados que se obtengan más adelante y establecerá que se logren las metas previamente planeadas. Al respecto, Mosley y otros (2005), quien fundamenta el éxito de las organizaciones, en una acción directa por parte del supervisor, a quien le atribuye tal responsabilidad, cuanto a esto señala que

El mundo de los supervisores no es uno para analizar a posteriori. Más bien, se trata de un lugar para el hoy o el mañana. Toda vez que la toma de decisiones de un supervisor se orienta el futuro, siempre contiene el elemento incertidumbre. (p.62)

Ante este enunciado, es evidente que la importancia de la toma de decisiones en el campo de la supervisión es indiscutiblemente vital, de igual forma, según sea aplicada ésta, puede incidir tanto en forma positiva como negativamente, por ello se hace mención del grado de asertividad, que se le imprima. Tales como, adecuamiento a la situación y pertinencia de la misma con el resultado que se espere alcanzar y en correspondencia con los objetivos planteados. También se destaca, seleccionar adecuadamente a quién se le delega, puesto que debe ser una persona comprometida.

Vinculado a este concepto, la necesidad de tomar buenas decisiones, acordes con la situación o conflicto dado, y adecuada a las necesidades, tanto de la institución, como de los empleados mismos es un aspecto crucial para el logro de las metas propuestas, ya que éstas forman parte fundamental del comportamiento de los empleados o supervisados, orientando todo el proceso hacia el logro de metas compartidas dentro de la organización, educativa o no.

En este orden de ideas, y enfatizando en torno a la importancia de la ayuda que puedan ofrecer los supervisores para mejor dirección, asistencia, conducción y protección, para los docentes en ejercicio, aspectos que bien pudiesen proyectar la organización hacia un nivel de éxito sustentable, creando al mismo tiempo la posibilidad de socializar más con cada individuo, de tal forma que facilite la interacción estableciendo un clima de confianza que permita conocer al detalle fortalezas y debilidades, aspectos sobre los que se precisa ofrecer con mayor profundidad orientación, ayuda o mejoramiento, a la par de destacar los alcances observadas en ellos.

De tal forma que los supervisados sientan que verdaderamente han sido tomados en cuenta y la supervisión que se les ha realizado, efectivamente está orientada a integrar necesidades y logros. Tratando de profundizar en este punto, vale mencionar el criterio de Gutiérrez (2006), quien habla de una perspectiva interesante en relación con éste, en la que dice

Así, con un nuevo estilo de dirección, que tiene procedimientos más objetivos para determinar las causas de los problemas, la participación de los trabajadores en la corresponsabilidad de las decisiones y un trabajo paulatino para eliminar las demás causas que originan el temor, se estará en la ruta de eliminar el miedo en el interior de la organización. Algo indispensable para que el individuo desarrolle plenamente sus potencialidades. (p.47)

Por tanto, tal y como se dijera en párrafo anterior, este es un punto bien interesante, que dentro del campo de la toma de decisiones reviste gran trascendencia, ya que, justamente el miedo es un fenómeno que suele presentarse, con un alto nivel de frecuencia, tanto en el ámbito educativo, como en cualquier otro, que además suele dificultar el desempeño y desarrollo de las capacidades de las personas.

En este caso particular, en las organizaciones educativas, suele haber una estrecha relación entre supervisión y miedo; de allí la relevancia de mencionarlo, y es el supervisor, quien aplicando un estilo particular, asertivo, creando un ambiente de familiaridad entre los participantes del proceso, monitoreando con periodicidad, realzando las capacidades de los mismos, entre otras, facilitará la erradicación de dicha manifestación, sirviendo de mecanismo para desarrollar las potencialidades de los supervisados.

De lo contrario, no habrá mejoras continuas, ni en los supervisados, ni mucho menos en el proceso, tampoco existirá un clima organizacional promisor, pues comúnmente los empleados se sientan desvalorados en su ejercicio. Es por ello que, este conjunto de planteamientos se apoyan en las teorías de Manes (2006), quien muestra en sus postulados, preocupación por las instituciones educativas, diciendo que

…la dirección debe incluir principios de organización que aseguren la toma de decisiones correcta…y efectiva. El proceso de toma decisiones por parte del personal de una institución educativa constituye un continuo en el que se desarrolla la vida institucional…existe una variedad de cambios posibles o alternativas que el responsable de tomar decisiones define siguiendo un proceso que le permite elegir…cuál es la que llevará a cabo… (p. 83)

En correspondencia con lo planteado, es importante mencionar, que en las organizaciones educativas es fundamental un cambio de cultura, donde todos sus miembros adopten la postura de responsabilidad y compromiso para con la institución, se sientan dispuestos a la integración, llegando a conformarse en equipos autodirigidos, capaces de tomar decisiones asertivas en función del logro de los objetivos planeados por la organización. Para esto, es necesario que se promuevan acciones de reconocimiento, con proyección hacia al mejoramiento del desempeño del personal.

En este sentido, se enfatiza en la necesidad de una gerencia con una visión de futuro, acorde a las exigencias de las organizaciones modernas, las cuales conceden especial importancia a las personas, razón por la cual incluyen una serie de principios, como medio de crecimiento de las personas y de la organización.

Visto así, se superarían las barreras obstaculizantes y detractoras existentes, entre las interacciones propias del diario convivir en el ámbito educacional, con incidencia nefasta para la tan significante y esperada calidad productiva, aspecto que se agudiza a consecuencia de los avatares de la descomposición social que se da en este momento en todos los niveles y estratos responsabilidad indirecta del sistema educativo del momento.

.Acompañamiento

El supervisor, dentro de sus funciones, debe considerar el acompañamiento como un elemento base de su trabajo, ya que este constituye una herramienta de gran valor para obtener, de la forma más objetiva los pormenores de las situaciones que se presentan a diario y así, responder, con asertividad y disposición. Siendo indispensable, la capacidad de hacerlo, sin que los empleados experimenten la sensación de haber sido coartados en sus derechos. Por todo lo expuesto, en cuanto al acompañamiento se le considera como un mecanismo de valor para mejorar la calidad del servicio educativo, razón por la cual, los gerentes que ejerzan funciones supervisorias no debe descuidarlo, por el contrario, fortalecerlo.

Por otro lado es conveniente relacionar el acompañamiento como estrategia pedagógica, que dé sentido, al aprendizaje pertinente. En el mismo orden de ideas, el acompañamiento puede considerarse como una acción que hace alguien a otro u otros a través de la enseñanza, aplicando técnicas y estrategias para llevar a cabo un óptimo desempeño educativo.

Ahora bien, entre los elementos que se orientan en función del desempeño de los docentes en su ámbito laboral y que sirve como acompañamiento pedagógico, ya que guía, monitorea, corrige y desarrolla las capacidades de los individuos, se puede mencionar con especial interés de un ambiente fortalecedor, donde el personal tenga la oportunidad de gozar del derecho a desarrollarse, lo cual se traduce en calidad productiva continuación. Ampliando el tema, Alles (2006), refiere algunas estrategias

· Coaching/Mentoring/Tutoría

· Rotación de Puestos

· Asignación de Task Forces

· Asignación a Comités/Nuevos

· Asignación como asistente de posiciones de dirección

· Paneles de gerentes para entrenamiento.

De todo esto se desprende que un líder es aquel que logra sacar de sus subordinados lo mejor de ellos para su propio beneficio y el de todos, en forma mancomunada, integrados en uno solo y guiados por un mismo interés para el logro del mejoramiento en su desempeño y además la obtención de las metas propuestas por cada uno, para todo el equipo, por tanto el interés del colectivo.

Complementando las ideas, es pertinente hacer énfasis en la aplicación de diferentes acciones que permitan atender las particulares de las personas, a fin de proveerles de igualdad de oportunidades. Además, todos pueden aprender de manera interactiva sin importar sus diferencias, razón por la cual, el supervisor debe ser un individuo con aptitudes significantes, a través de las cuales pueda estimular el desarrollo integral de su equipo de trabajo, teniendo en consideración, que cualquier conversación dada por pequeña que sea entre supervisor y supervisado puede ser una forma de acompañamiento significativo.

Otro aspecto no menos importante, se refiere a que aún cuando los tres términos pueden ser utilizados como sinónimos, puesto que su función, en cuanto al desarrollo de las competencias es bastante parecida, la práctica de éstos presenta sus diferencias bien marcadas. Aunado a esto, los teóricos Mosley y otros (2005), ofrecen una postura representativa, que refuerza esta definición, diciendo que

El coaching es el proceso por el cual los supervisores están en contacto con los subordinados. No hay fuerza capaz de ayudar a los supervisores a obtener lo mejor de sus empleados si no se desempeñan como coachs…es una supervisión en persona…ayuda que los supervisores y directores prestan a los individuos para que alcancen su nivel máximo de desempeño. (p.330)

Cualquiera de estas estrategias, pueden constituirse como herramientas eficaces para potenciar el desenvolvimiento productivo del trabajo, ante todo cuando se trata de gerentes o supervisores, donde la correcta aplicación de los mismos promoverá resultados positivos, traducidos en beneficios para el mejoramiento del desempeño de todos las personas involucradas en este importante ejercicio. Cabe destacar, que dentro de todo este bagaje de acciones, también está la responsabilidad de integrarse al proceso de aprendizaje de los estudiantes, a manera de enriquecerlo.

Indica así mismo, Gutiérrez (2006) en cuanto al acompañamiento se refiere, que “La calidad se considera como un sinónimo de Inspección, de tal forma que cuando esto ocurre el único esfuerzo sostenido por la calidad es la inspección” (p.40). Tal enunciado expone claramente la estrecha relación, que aún ahora, existe entre calidad e inspección, y es típico que cuando se presentan dificultades, en cuanto a fallas del producto o del servicio, lo que se le exige al supervisor es que intensifique la inspección.

Siendo lo más importante, que se lleve a la práctica con el mayor sentido de responsabilidad, por parte de los supervisores. Ahora bien, en caso contrario, entonces, el resultado de la supervisión estaría centrado en la detección de las fallas, pero sin hacer nada para eliminar las causa. Siendo apreciable que ambos aspectos deben ser divorciados, si realmente se pretende mejorar la calidad en el servicio educativo.

Queda claro entonces, que la supervisión, de ninguna manera puede ser vista como una inspección, sino por el contrario, debe suscitarse como un proceso de acompañamiento pedagógico llevado a cabo por un especialista, conjuntamente con su personal quienes buscan como único fin, enaltecer sus capacidades para fortalecerlas y reducir significativamente, sus debilidades. De esta manera la supervisión cumple su función preventiva, tal como se propone en este trabajo.

El Método Clínico

Para desarrollar temas de gran complejidad como lo referente a métodos, se debe disponer de un bagaje de conocimientos de base más aún cuando se trata de un constructo como lo es el método clínico, materia de difícil acceso pues hasta el presente es poco lo que al respecto se ha estudiado, por tanto, se enfatiza en la dificultad para emitir opinión ante el caso. Sin embargo, algunos referentes mencionan que, este método, básicamente utiliza la observación y la conferencia individual como base del ejercicio supervisorio.

En consecuencia, los investigadores cuando se trata de temas tan complicados como el referido, requieren de exhaustivos análisis con bases teóricas sustentables, en busca de desentrañar su esencia. De allí se desprende que, los principales objetivos que persigue son el perfeccionamiento del proceso enseñanza-aprendizaje, mediante el estudio del comportamiento del maestro en clase y su mejor conocimiento. De acuerdo al planteamiento anterior, Cogan (1976), citado por, Acheson y Gall (1977), sugieren, en cuanto a la aplicación de este método algunas alternativas como

· Plática individual del supervisor con el maestro, a fin de explicarle como funciona el método

· Análisis e interpretación de los datos recogidos durante la observación en clase.

· Plática individual con el maestro para exponer los resultados de la observación y orientarlo, por medio del diálogo amistoso.

· Nueva observación en clase, para verificar si el maestro ha mejorado o no, su desempeño.

· Nueva plática individual.

En este orden de ideas, Wicks, Parsons y Capps (2003), concuerdan en que el método clínico “…se compone de la designación, administración e implementación de una serie de programas, y puede también designar una particular forma de procesos de enseñanza aprendizaje…sistemáticamente es la reflexión para los actuales procesos de la práctica clínica…” (p.367).

Ante el caso, este proceso incluye un bagaje de tácticas favorecedoras de experiencias fructíferas como aliados para la construcción de aprendizajes, destacando el cambio que hasta el momento requiere la praxis supervisoria. En correspondencia a tales formulaciones, Oermann y Heinirich (2004), se pronuncian diciendo que “…el giro que ha tomado la simulación constituye un desafío para los educadores, presentándose como un método de enseñanza integral del plan de estudio de la profesión…” (140)

El Método de Facetas Múltiples

La aplicación de este método reside en la aplicación de las distintas técnicas de supervisión, teniendo en cuenta la planificación previa de las mismas de acuerdo a cada caso, a cada realidad y en función de las características de las personas y la situación. Según, Sánchez, Espinoza y Sánchez (2004) “El objetivo primordial de éste, es la búsqueda del perfeccionamiento del maestro, a través de la utilización de las técnicas más apropiadas, de acuerdo a la situación dada y a las personas”. (p.28). por tal razón, su aplicación fortalecería el proceso educativo, por cuanto, atiende las particularidades de las personas para la construcción de sus aprendizajes.

Sin embargo, dicha aplicación presenta una limitante, la cual reside en establecer un procedimiento específico, puesto que el mismo puede variar de un caso a otro. De tal manera, cada uno de éstos tendrá un desarrollo particular de acuerdo a la situación dada, dependiendo del compendio de técnicas en que se apoye.

Por ello, es primordial que el supervisor posea conocimientos suficientes que le permitan guiar y orientar con seguridad la puesta en marcha de tales métodos, durante el desarrollo de la práctica pedagógica. Puede decirse entonces, que de esta forma, el desenvolvimiento del supervisado estaría en vías de mejoramiento en su desempeño docente.

Por otra parte, el conjunto de cambios que en la modernidad envuelve a la sociedad, precisa una inminente transformación de los viejos paradigmas tradicionales, que solo han debilitado la calidad de los procesos educativos. Es decir, la praxis en las organizaciones educativas requiere de reorientar las estrategias para facilitar el conocimiento, razón por la cual, Caballero y Román (2006), dentro de sus posturas metodológicas, señalan que

…los métodos cooperativos surgen como una posible opción innovadora frente a las metodologías y aulas tradicionales. En seguida comenzó a suscitar el interés entre los educadores…quienes vieron en este método una forma de mejorar los logros académicos…Llegó a ser visto como el modo de resolver…los problemas de la escuela tradicional. (p.186)

Asimismo, lo planteado puede considerarse dentro de los métodos de facetas múltiples, por incluir formas de cooperación entre supervisores y docentes. Al mismo tiempo, este método presenta un aspecto positivo relevante, ofrece más libertad al supervisor, en cuanto a las acciones que puede poner en práctica para obtener lo propuesto.

Al respecto, López (2005) dice que “La sociedad del conocimiento está cambiando los modos y maneras de trabajar…se basará en métodos formativos del tipo asesoramiento y acompañamiento de las personas en sus ocupaciones. El objetivo que… persiguen es…que las personas aprendan en el trabajo y trabajando.” (p.52) Así, su trabajo se vuelve más interesante y creativo, y por supuesto, generaría mayor productividad.

Método de Ayuda Mutua o Interpersonal

Este importante método, tiene su esencia específica en la integración que el supervisor con su equipo de trabajo, debe fomentar en su ejercicio el intercambio de cocimientos y de experiencias, para con su acción brindar apoyo al docente, y a la par, su intención de impulsar el perfeccionamiento del proceso de aprendizaje o ir en la búsqueda del mismo y al mismo tiempo, a la mejora de la cooperación mutua entre supervisor y docente Este método aparenta poseer mayor carácter democrático, ya que busca la participación en forma igualitaria, de los miembros involucrados en el proceso.

. En correspondencia al caso, en cuanto a los fines específicos que este método persigue, los mismos quedan expresados claramente en sus enunciados, y además se detectan con facilidad. Éstos están orientados hacia el logro del perfeccionamiento del proceso enseñanza-aprendizaje, de la mano de la cooperación mutua, supervisor-maestro. De acuerdo al caso, Sánchez (2004), indica que

…es el más recomendado actualmente, ya que éste parte de los resultados del enfoque humanístico, el cual está basado filosóficamente en el currículo de educación básica, quien ve al docente como el sujeto activo de la supervisión y es él quien necesita mayor atención…para así mejorar en su desempeño profesional. (p.28)

Queda claro entonces, que la supervisión clínica es un método de acompañamiento, que ayuda básicamente al desarrollo profesional del docente y de esta forma se ofrece una estrategia de formación permanente con características por demás particulares y precisas que la hacen distinta de otros tantos procesos de desarrollo profesional, considerando, que el docente requiere de mucha ayuda y atención. Así, los autores Mike (1980), Giolitto (1980) y Tronchot (1972), citados por Howssaye (2003), manifiestan que

Los efectos de este método no se discuten en el plano de las actitudes favorables o no…unos insisten en el carácter riguroso y ordenado de las actividades y de los movimientos…otros ven en el método mutual una formación en la ayuda mutua y en la cooperación… en cuanto a la realidad esta varía evidentemente según la habilidad de los pedagogos de aplicar uno u otro método (p.99)

Sin embargo, dada la importancia del método planteado, es interesante señalar que, aún cuando el mismo ofrece ser de los más completos, ya que atiende al docente en su desempeño y lo orienta en sus debilidades, pero sin caer en actitudes críticas que puedan causar molestia en él, aún su aplicación verdadera requiere de fortalecimiento, puesto que se aprecia el empleo de otros enfoques que van más hacia lo curativo que hacia lo preventivo. Situación contraria a los fundamentos sobre los que se basa dicho enfoque.

En este orden referencial, se considera lo planteado por los teóricos, Glickman y Bery (1999), citados por Sánchez (2003), establece en su propuesta que la supervisión clínica “es un proceso de acompañamiento continuo para mejorar sus métodos de clase” (p.29). Todo esto, sin dejar de lado el hecho de que, aún cuando todo el proceso de supervisión exige igualmente una tarea de asesoramiento, también debe estar provista de flexibilidad y espíritu democrático, elementos que constituyen la esencia real de la supervisión clínica, tal y como se concibe en esta propuesta.

Productividad

La productividad es aquel aspecto que le indica a un empresario si lo que se esperaba obtener, luego de haber hecho determinada inversión, se logró o no, y se mide por los costos acarreados para su logro. De hecho, en el sector organizacional la mejora continua de la productividad incluye la integración de todos los factores representativos del sistema.

Es por ello que, en la actualidad, el concepto de productividad se define con una nueva visión administrativa, siendo uno de los aspectos fundamentales, la disponibilidad de supervisores comprometidos y de alto perfil, de manera que promuevan un cambio real en la calidad de su producto. En otras palabras, las organizaciones, en materia gerencial, para alcanzar esta propuesta, tienen la obligatoriedad de reorientar sus políticas, con proyección hacia el mejoramiento de sus servicios, con miras a satisfacer las necesidades reales de sus clientes. En tal sentido se hace referencia a Mosley y otros (2005), quienes hacen enunciados en cuanto a algunos aspectos a considerar

· Actualización de las habilidades de los trabajadores a través de la capacitación.

· Incrementar la motivación de los trabajadores, utilizando distintas técnicas y estrategias, a nivel grupal e individual, ofreciendo oportunidades.

· Mejoramiento de los procesos administrativos, técnicos y docentes, en un ambiente de respeto a las individualidades que caracterizan a las personas.

· Otro punto de importancia para el supervisor es lo relacionado con el control de costos de productividad.

En la medida que un supervisor respete estos pasos y esté atento de que se cumplan, dentro de la empresa, los empleados mejorarán la calidad del producto, y a la par disminuirán de los accidentes en el área de trabajo. Ahora bien, todo lo expresado hasta este momento refleja una productividad, pero en el campo empresarial, sin embargo se requiere interrelacionarla con el campo educativo, el cual es el que nos atañe como docentes.

Siguiendo en con la idea de productividad, aparece el enunciado hecho por Valdez (1995) citado por Gutiérrez (2006), quien argumenta sobre ésta que “…el conocimiento (información, tecnología y capital humano), es la nueva fuente de riqueza, y esto tiene consecuencias directas sobre la producción, el trabajo, la gestión administrativa y el liderazgo (p.2). Esto quiere decir, que están surgiendo nuevas formas de organización económica, política y social, que se está enfocando mucho más en la producción de conocimientos, más que de cualquier otro tipo de producto.

Más adelante, Gutiérrez (2006), ofrece una definición de productividad bien interesante que vale la pena estudiar, ya que de alguna manera fortalece esta investigación. La misma dice que “La productividad tiene que ver con los resultados que se obtienen en un proceso o un sistema, por lo que incrementar la productividad es lograr mejores resultados considerando los recursos empleados para generarlos”. (p.25). Quiere decir entonces, que es conveniente integrar esfuerzos para lograr mayor productividad.

En esta definición se desprende que para mejorar la productividad, debe darse un mejoramiento continuo del sistema utilizado para alcanzar mejores resultados, es decir, que ésta puede medirse por el resultado que exista entre los logros alcanzados y los recursos empleados, de acuerdo a la forma en que funciona el sistema. Según estos planteamientos, puede decirse que, la medición de la productividad resulta de valorar adecuadamente los recursos empleados para producir o generar ciertos resultados.

Vista así, la productividad tiene dos componentes básicos que son eficiencia y eficacia, siendo ambos indicadores de calidad educativa en esta investigación. En la perspectiva anteriormente adoptada, surge el supervisor como controlador del docente al preparar el cambio continuo en todas las esferas de la vida y formas para trabajar en equipo, como capacitar para producir y para emprender, incitar a la participación en la vida social y política en marcos democráticos.

Por su parte Manes (2006), como requisito propone que “La prevención debe ser responsabilidad de todos los miembros de la institución en un marco d desarrollo organizacional, orientado a mejorar la productividad educativa”. (p.49). Apreciándose así el trabajo en equipo, caracterizado por un aprendizaje colectivo y por ende cualitativo.

De todo esto lo más importante sería, enfatizar en aspectos de suma importancia tales como: la dimensión moral y la personalidad, promoviendo los valores a la solidaridad, del respeto a los otros seres humanos, la lucha por la excelencia, la búsqueda indetenible de la calidad el sentido de pertenencia y a lo nacional y de la apertura a lo universal. Siendo lamentable que, a las alturas del siglo XXI, las organizaciones educativas, generalmente, parecieran estar limitadas para dar apertura a los cambios que esta propuesta implica.

Eficiencia

Este tercer elemento de la calidad educativa se coloca de manifiesto, según se observa en algunas investigaciones que sirven de precedente a ésta, mediante cuentas que la institución efectúa ante los organismos pertinentes de uso de los recursos o cumplimiento de actividades, como una relación entre la cantidad de los recursos utilizados, el monto programado, como grado en el que se han aprovechado los recursos utilizados y el nivel de desperdicios.

Visto asÍ, la conclusión que se desprende del análisis acerca de la calidad educativa es difícil de valorar, no obstante, el hecho de que existan procedimientos de control interno administrativo, contable y manuales con la participación de la comunidad educativa como vigilante de este proceso, aseguran la posibilidad de poder expresar el logro de un resultado determinado a un costo mínimo. Por su parte Manes (2006), considera que en las instituciones educativas

La eficiencia es solidaria de la administración escolar…debe encargarse orgánicamente partiendo de los principios de coordinación, pericia, eficiencia, planificación, evaluación, de ingresos y egresos, morosidad de pagos, y supervisión. (p. 15)

Bajo este supuesto sobre la definición de eficiencia, el autor, la abordada desde un punto de vista globalizado, donde una diversidad de factores incidentes en la misma. Es decir, las competencias del supervisor se ven limitadas para controlar la diversidad de situaciones presentadas en su entorno, más bien éstas son controladas, muchas veces de forma inadecuada por los empleados.

Determinando esto, que la ineficiencia suele ser una condición que se presenta a nivel de grupos de trabajo, no de forma individual, y sobre ello dice Manes (2006), que “es el comportamiento conjunto de ambos, operando en el marco de un típico problema de teorías de los juegos, lo que le determina el resultado “(p.111).

Existe sin embargo, un enfoque distinto del término eficiencia reflejado en el campo educativo, el cual hace referencia a la importancia de la formación del personal, partiendo de la dirección para poder entender, por un lado, la relación que la misma tiene con la calidad, y por el otro, con el comportamiento puesto de manifiesto por sus integrantes. De hecho, es fundamental el desarrollo de competencias en el personal. Sobre el asunto, Roig (2006) ofrece un aporte importante enmarcado en este contexto cuando expresa que

La eficiencia se valoraba .desde el punto de vista de las escuelas…en función de su capacidad para retener y cualificar a sus alumnos, por lo que no constituirá medida de eficiencia…, actualmente han cambiado los criterios y el éxito o eficiencia del sistema educativo ya no se puede determinar tan solo en función de los objetivos…y por los progresos de los más brillantes y superdotados… (p.438)

Se traduce esto en la necesidad de capacitar a quienes forman parte del conglomerado educativo para dirigir sus esfuerzos hacia la reestructuración de la organización, basándose en un trabajo de hoy y por el mañana, tomando las medidas oportunas para dicho logro, enfatizando en distinguir las pautas que se considera como exitoso, para el campo educativo. Ante todo, cuando se trata de organizaciones educativas, donde, con frecuencia se observan serias debilidades en torno al deber ser, aspectos que tienen incidencia directa en la eficiencia. En este orden de ideas, Gutiérrez (2006) manifiesta que

La complejidad de dirigir una organización exige aplicar el conocimiento acumulado por la humanidad en cuanto a la dirección de empresas e instituciones, que consiste en una diversidad de filosofías, estrategias y métodos administrativos, cuyo propósito general es contribuir a la eficiencia de la organización (p.45)

De esta manera se interpreta que la visión, manejada hasta ahora a cerca de la administración de una empresa educativa o no, para nada tiene que ver sólo con habilidad y experiencia, sino que a partir de este momento deben incorporarse también aspectos como nuevos estilos de dirección y supervisión, con una filosofía más modernizada, y una visión compartida, que brinde oportunidades, promoviendo, de esta manera, la mejora continua de los procesos, el trabajo en equipo y la innovación, como parte fundamental del mejoramiento de la calidad educativa.

Eficacia

Dentro del conjunto de ideas hasta ahora mencionadas, la eficacia pareciera tener incidencia en el mejoramiento de la calidad educativa y del proceso enseñanza-aprendizaje. De este indicador, vale la pena mencionar el argumento presentado por, Alles (2006), quien enfoca el mismo asumiendo “Que el grado de eficacia en el desarrollo de competencias y conocimientos se relaciona más con la actitud del individuo que con la técnica utilizada” (p.161)

Más adelante, en torno a esto dice Alles (2006), que “capacitación, es colaborar para que los empleados hagan mejor sus tareas” (p.208). Tal planteamiento representa un desafío supremo para las instituciones, ya que la tendencia actual se basa precisamente en que los empleados hagan mejor sus tareas, es decir sean más eficaces y eficientes en su quehacer, vale decir, más competentes.

Pero no solo se resume así, también existe un gran reto, ya que, incluyendo lo relacionado con la mejora en el trabajo, y que cumplan con otras tareas, también se espera de éstos que ejerzan otras funciones distintas a las que comúnmente venían desempeñando hasta la fecha, pero que sean capaces de hacerlo bien.

Para todo esto, de la capacitación y fortalecimiento de las competencias en el sector educativo, es indispensable que se reorienten los procesos internos en las organizaciones, suscitándose cambios sustanciales en las perspectivas tradicionales a cerca de labor llevada a cabo hasta ahora por los supervisores, entre las que oportuno referir a las tratadas por Mosley y otros (2005) como

· Enfocar el trabajo en el trabajo en equipo, no estar sujetos a las decisiones del supervisor.

· Mostrar una actitud de apoyo y soporte a sus supervisados, en vez de ser dominante con los mismos.

· Hacer énfasis en la búsqueda de cambios que aumenten la motivación de los empleados.

· Que exista responsabilidad compartida en la toma de decisiones

· Que exista una comunicación más amplia, horizontal y externa, contraria a la que se viene utilizando de manera estrecha y vertical, entre otras. (p.21),

De tal manera que, tomando en consideración todos estos enfoques planteados en relación a la importancia del cumplimiento cabal de las funciones del supervisor, se obtendrán resultados exitosos los cuales servirán de abono al camino para llegar a la excelencia del producto educativo, con incidencia en un servicio de alta calidad. Resulta interesante, la postura de Robbins y Coulter (2005), quienes, consideran que

Los enfoques tradicionales hacia la organización del trabajo están siendo cuestionados y revaluados conforme los gerentes buscan diseños estructurales que den mayor apoyo y faciliten el trabajo de los empleados en la organización, es decir, aquellos que logren eficiencia, pero que también tengan flexibilidad…para lograr el éxito… (p.234)

Las conclusiones derivadas de esta afirmación señalan claramente que la eficacia es un medio para determinar la calidad del producto, contrario a los enfoques que se manejaban en otros modelos de organización. Esta calidad tendría correspondencia con lo esperado según los nuevos diseños estructurales aplicados en la actualidad.

Para ello, la organización, conjuntamente con el supervisor, debe promover nuevas técnicas y poner en práctica mecanismos que faciliten el apoyo necesario a sus supervisados, con flexibilidad, destreza, y diplomacia que permita el éxito de las mismas, es decir, y la eficiencia de los empleados en el desempeño de sus funciones.

Motivación

En la supervisión eficaz, el punto central es comprender y estimular a los empleados, es decir, dentro de las políticas organizacionales es importante disponer buena parte de éstas, en función de la motivación a sus empleados, que de acuerdo con, Mosley y otros (2005), “La Motivación es el resultado de las percepciones, necesidades y metas de una persona” y se entiende “…como la disposición de individuos y grupos, influidos por necesidades y percepciones, a esforzarse para alcanzar una meta”. (p.191).

Por tanto, puede inferirse que la motivación proviene del interior de cada individuo o empleado, en cuyo caso, las organizaciones que poseen una gerencia bien informada, deben tratar de integrar las necesidades y las metas de la organización y de esta manera se creará un ambiente propicio para el logro de los objetivos de la misma, que en este caso en particular es una organización educativa. De acuerdo con esto es pertinente mencionar a, Lechuga (2004), quien señala que

En el campo empresarial…nada trascendente se podrá lograr sin la magia de la motivación, sin la fuerza de la pasión para lograr lo que se desea…la motivación es algo meramente personal, que sale de nosotros mismos…por lo tanto a los empresarios o directivos sólo corresponde crear en ellos el ambiente propicio para que brote en ellos la llama de la motivación. (p.138)

Quiere decir entonces, que cuando se habla de una plantilla motivada, se entiende que se está hablando de un grupo de personas, o empleados, que al sentir deseos de trabajar y desempeñarse óptimamente en aquello que realicen, los resultados arrojados se apreciarán en el producto final, de tal manera que sentirse motivados servirá como estimulante positivo para ejercer con eficiencia sus funciones. Siendo importante, que esta mejora sea continua y sustentable.

Por lo tanto, toda empresa para lograr los objetivos planteados, debe considerar este punto, pues del grado de motivación que experimenten sus empleados dependerá el alcance de su producto. Quedando bien entendido que, si el grado de motivación es bajo, de igual manera serán los resultados obtenidos, pero si por el contrario, el nivel de motivación es elevado, en esa misma línea estarán ubicados los alcances. Expresa por otra parte, Delgado (1998) citado por Mosley y otros (2005), afirman que

La Motivación es el proceso mediante el cual las personas, al realizar una determinada actividad, deciden desarrollar unos esfuerzos encaminados a la consecución de ciertas metas u objetivos a fin de satisfacer algún tipo de necesidad y/o expectativa, y de cuya mayor o menor satisfacción va a depender el esfuerzo que decidan aplicar en acciones futuras (p.197)

En relación con este planteamiento la motivación sigue siendo intrínseco y que el nivel de intencionalidad determinará en qué medida vayan los resultados. Aquí, es importante hacer hincapié en la importancia del supervisor ya que si bien es cierto que la motivación surge de adentro hacia fuera, es él quien debe encaminarla hacia los objetivos de la institución.

Esta Teoría, formulada por el psicólogo Maslow (s/f) citado por Mosley y otros (2005) señalan que “las necesidades de las personas pueden organizarse de acuerdo con su importancia” (p.196). Lo planteado está relacionado con el hecho de que las personas, dentro de sus posibilidades tratan de satisfacer sus necesidades en forma integral, por medio del trabajo, sin embargo, algunas so n de mayor importancia dependiendo de los intereses propios de las personas, de las cuales se mencionan algunas

· Necesidades fisiológicas o biológicas

· Necesidades de seguridad

· Necesidades Sociales o de Pertenencia

· Necesidades de Ego o Autoestima

· Necesidad de Autorrealización o Autorrealización

De acuerdo con esta afirmación, puede entenderse que un motivo posiblemente se da cuando se piensa a cerca de un objetivo frecuentemente, vale decir, que se refiere a un interés recurrente y no de pensamientos ocasionales. En relación con este planteamiento, Robbins y Coulter (2005), enmarca la motivación dentro de los procesos responsables del deseo de un individuo, por tanto considera que

…se refiere a la realización de un gran esfuerzo para lograr los objetivos organizacionales, condicionado por la capacidad del esfuerzo de satisfacer alguna necesidad individual…Esta definición muestra tres elementos clave: esfuerzo, objetivos organizacionales y necesidades. (p.392)

Es indudable, que la motivación está estrechamente ligada a la eficiencia. Pudiera decirse, que una y otra tienen una misma definición, puesto que la eficiencia está más relacionada con los intereses repetitivos que tienen que ver con la búsqueda del mejoramiento del desempeño por sí mismo, en razón de ser un proceso intrínseco.

En el caso particular de las organizaciones educativas, deben igualmente, aplicar estrategias alternativas de mejora a la motivación de sus empleados y de todos los involucrados en dicho campo, con la intención de que los mismos se integren de la mejor manera posible al sistema y verdaderamente exista congruencia entre sus intereses y los de la institución, aún cuando también tengan los suyos pero que de alguna forma estén integrados a la organización educativa.

Satisfacción Laboral

Es evidente que en cuanto a este tema existe muy poca información escrita que sea realmente significativa o confiable, sin embargo, Weinnert (1985) citado por Mosley y otros (2005), quienes dicen que la “Satisfacción laboral se centra en los sentimientos afectivos frente al trabajo y a las consecuencias posibles que se deriven de él” (p.203). Entendiéndose, en este sentido que, la misma tiene que ver con la conducta que asuma el empleado y su desempeño con respecto al producto que éste genere.

Quiere decir entonces que, son muchos los factores que se vinculan en la armonía ocupacional. Por ello, señalan, Mosley y otros (2005), que, “La satisfacción depende del grado de coincidencia entre lo que una persona quiere y busca en su trabajo y lo que reporta. A mayor distancia sentido descendiente entre lo deseado y lo encontrado, menor satisfacción” (p 203).

Puede inferirse entonces, que entre más coexistencia haya entre lo que una persona quiere y busca en su trabajo con lo que resulta de su desempeño, más satisfacción sentirá con dichos resultados, pues los mismos tendrán estrecha relación con los objetivos y metas inicialmente planteados. En este marco referencial, Robbins y otro (2005), dentro de sus consideraciones, manifiestan que

Si una organización no toma con seriedad su responsabilidad en la gerencia de los recursos humanos, el desempeño laboral y el logro de objetivos pueden verse afectados. La calidad de una organización es, en gran medida…la suma de la calidad del personal que contrata y mantiene. (p. 382)

En tal caso, las mismas tienen la intención de aplicar métodos para desarrollar las personas, en una determinada responsabilidad. Asimismo, refiere, Robbins y otro (2005), que “Lograr el éxito competitivo a través del personal requiere un cambio fundamental en la manera que tienen los gerentes de ver a sus empleados y a su relación laboral con ellos” (p.382)

Complementando estas ideas, vale citar lo que afirma la autora, Alles (2006), cuando dice que “El desarrollo de las personas es una función o un grupo de tareas correspondientes al área de Recursos Humanos o Capital Humano“(p.169). Visto así, es evidente que las acciones están dirigidas hacia el mejoramiento del desarrollo de las personas en su campo de trabajo donde las competencias promoverás la excelencia en el servicio educativo ofrecido a los clientes. Ahora bien, dichos elementos se orientan en función del desempeño de los empleados en su ámbito laboral, sin dejar a un lado el entorno donde él se desenvuelve, y donde integra grupos de trabajo.

Clima Organizacional

El desarrollo organizacional en la actualidad, goza de un interés especial para las empresas, en cuanto a esto, las mismas ofrecen a sus empleados condiciones aptas para su desempeño y así mejorar la calidad, siendo los supervisores, los encargados de atenderlo. Quiere decir entonces, que el clima organizacional, juega un papel fundamental, en la calidad productiva de las organizaciones. Según el punto de vista de Gutiérrez y otros (2006), de acuerdo a su perspectiva concluye en este sentido que

… la gestión en las organizaciones se debe hacer entendiendo que una organización es un sistema, es decir, un conjunto de elementos interdependientes e interconectados que persiguen un mismo fin, y cuyos propósitos e intereses pueden afectar de manera positiva o negativa la organización. (p.76)

Entendiéndose entonces que la organización es un sistema. Ésta está integrada por una cantidad de individuos que desempeñan un labor determinada para que la misma funcione de forma óptima, donde cada uno de ellos forme parte integral de la misma y sus intereses se encuentren conectados con los intereses de ésta en la prosecución de los fines, propósitos y metas afines.

De acuerdo con esta afirmación, Gutiérrez (2006) manifiesta que “Las organizaciones exitosas lo son porque trabajaros por desterrar la cultura de la ineficiencia y desarrollaron planes para resolver de fondo sus problemas más importantes” (p.39). Para esto es necesario que la actitud de los directivos y supervisores de las instituciones experimenten cambios sustanciales, para que ciertamente, los problemas sean enfrentados y resueltos desde su raíz.

Igualmente, Mosley y otros (2005), concuerdan en una definición bastante completa de lo que significa la palabra organización, de acuerdo con ellos se define como “grupo de personas que trabajan en forma conjunta en una situación estructurada para lograr un objetivo común” (p.4). Al respecto, se destaca la necesidad de integración y de crear y seguir una visión conjunta. En concordancia con lo expresado, Chiavenato (2004), señala

…se refiere al ambiente interno existente entre los miembros de una empresa o institución, y está estrechamente relacionado con su grado de motivación… constituye una cualidad o propiedad del ambiente organizacional percibida o experimentada por los integrantes o miembros de la empresa, y que influye en su comportamiento (p.44)

Se concluye de este manifiesto, que se está hablando de las propiedades de la motivación dentro del contexto del clima organizacional, y todo lo relacionado con aspectos internos de la institución para la cual prestan sus servicios y que conducen a los mismos a despertar en ellos distintas manifestaciones de motivación, que a su vez le permiten satisfacer sus propias necesidades, con las del entorno donde se desempeñan.

Fundamentalmente, para el fortalecimiento de esta investigación es imponderable enfocar es término desde el punto de vista de una organización educativa, cuyos fin primordial es elaborar o producto o brindar un servicio, teniendo en consideración los intereses de sus integrantes y la satisfacción de sus necesidades, en concordancia con los intereses de la institución.

Mapa de Variables

Cuadro Nº 1

Variables

Dimensiones

Indicadores

Supervisión Clínica

Técnicas de Supervisión Clínica

  • Acciones del Supervisor
  • Toma de Decisiones
  • Acompañamiento

Métodos Utilizados por la Supervisión Clínica

  • Técnicas Aplicadas
  • Método Clínico
  • Método de Ayuda
  • Método de Facetas Múltiples

Calidad Educativa

Indicadores de Calidad

  • Productividad
  • Eficiencia
  • Eficacia

Indicadores de Satisfacción Laboral

  • Motivación
  • Clima Organizacional
  • Reconocimiento

Fuente: Villalobos (2008)

CAPÍTULO III

MARCO METODOLÓGICO

Referido al presente capítulo, se persigue analizar y definir la variedad de conceptos relacionados con el tema sometido a investigación, que incluye una serie de aspectos fundamentales referidos a la construcción, validación y confiabilidad del instrumento, análisis de datos, definición explícita de las variables objeto de investigación haciendo énfasis en la orientación dada a los mismos, partiendo del logro expreso de la esencia en cuanto a la verdad como elemento garante del hecho ético con dirección hacia el éxito pleno del trabajo en mención.

Tipo y Nivel de la Investigación

La tipología de la investigación ha sido analizada en su naturaleza, finalidad, alcance temporal y carácter. Y de acuerdo con el enfoque positivista queda fijado por criterios de propósito profundidad y marco de investigación. Asimismo, fueron examinados los fundamentos relacionados con las variables en estudio, Supervisión Clínica y Calidad Educativa, que arrojaron aportes de gran significación a la investigadora, relacionados con el tipo de investigación, concluyendo que, dicho estudio se ubica en el marco descriptivo.

Como medio para sustentar tal argumento, Hernández, Fernández y Baptista (2006), expresan que una investigación descriptiva “busca especificar propiedades, características, y rasgos importantes de cualquier fenómeno que se analice. Describe tendencias de un grupo o población” (p.103). Aspectos éstos, claramente manejados en la investigación y que además orientaron de manera específica el rumbo tomado por la misma. De tal forma, que es obvia la intencionalidad presente entre las variables, por cuanto lo que se ha pretendido es determinar la relación entre las variables Supervisión Clínica y Calidad Educativa, sometidas a estudio.

En el mismo orden de ideas, está investigación se considera de tipo correlacional, puesto que tal y como lo manejan Hernández y otros (2006) “La investigación correlacional asocia variables mediante un patrón predecible para un grupo o población” (p.104). De tal manera que, pretende conocer la relación existente entre dos o más variables en determinado contexto, tal cual se presenta en la mencionada investigación.

Como complemento de lo antes mencionado, la referida investigación está concebida en una tipología correlacional, ya que tal y como lo expresaran Tamayo y Tamayo (2003), dentro de esta condición “se persigue fundamentalmente determinar el grado en el cual las variaciones en uno o varios factores son concomitantes con la variación en otro u otros factores” (p.50). Tal es el caso de la presente investigación, en la que se ha perseguido determinar justamente el grado las variaciones, de acuerdo con sus factores inherentes.

Diseño de la Investigación

Dada su complejidad, antes y durante una investigación generalmente surgen una gran variedad de objetivos e interrogantes, aspectos que deben ser respondidos a través de medios factibles y de fácil manejo. De acuerdo al caso planteado, el diseño responde a la habilidad que el investigador tenga para obtener la información requerida desarrollando un trabajo lo más serio, confiable y científico posible.

Queda claro entonces, que dependiendo de la selección de un buen diseño de investigación, depende en gran medida que los resultados arrojados por la misma sean óptimos, representativos y constituyan aportes cognitivos, de reconocida calidad. Siendo esta una de las razones, por las que la presente investigación no tuvo dificultades.

Al mismo tiempo, queda determinado que esta investigación está enmarcada en un hecho no experimental, aspecto sustentado en lo que argumentan Hernández y otros (2006), cuando expresan que “En un estudio no experimental no se construye ninguna situación, sino que se observan situaciones ya existentes, no provocadas intencionalmente en la investigación por quien la realiza” (p.206)

Siendo este el caso de las variables manejadas en esta investigación, tales como Supervisión Clínica y Calidad Educativa, las cuales están absolutamente desprovistas de manipulación alguna por parte de la investigadora. Es decir, lo que se pretendió fue determinar la relación entre ambas y conocer la incidencia de una sobre otra, es decir, cómo se suscitó su comportamiento durante el proceso investigativo o si ambas fortalecen de alguna manera, las organizaciones relacionadas con el estudio en referencia.

Por otro lado, se estima que este trabajo es de campo, siguiendo los lineamientos establecidos por los autores Tamayo y Tamayo (2004) quienes manifiestan que: “se realiza con la presencia del investigador…en el lugar de la ocurrencia del fenómeno” (p.83), siendo así como se desarrollo la mencionada investigación, razón ésta por la que es considerada un trabajo de campo.

JHLJHDLKAJDAD

Sujetos de la Investigación

Los investigadores, al inicio de su trabajo, generalmente piensan en óptimos resultados y alto nivel de confiabilidad, razón por la cual, la selección de los individuos objeto de estudio se ha hecho al detalle, tomando en cuenta que respondan a características comunes, por cuanto es allí donde se sustentan sus resultados y la relevancia de sus conclusiones.

De tal manera que, los sujetos seleccionados para desarrollar la presente investigación, han sido escogidos rigurosamente y de acuerdo al caudal de conocimientos que posee la investigadora, además de relacionados éstos, con la naturaleza y características de la población observada, y en concordancia con la finalidad de dicho estudio.

Población de la Investigación

Ya concretado lo concerniente a cuáles serán los sujetos de la investigación, es preciso considerar el concepto de representatividad para con el total del universo poblacional, para lo cual es prioritario puntualizar y especificar con claridad el criterio de selección. En este sentido, la investigadora ha sido meticulosa al demarcar el fragmento delimitado que correspondiente a las características, manteniendo metodológicamente lo pertinente en referencia a contenido, contexto y tiempo.

Por ello, Selltiz (1980), citado por Hernández y otros (2006), sostienen que “una Población es el conjunto de todos los casos que concuerdan con una serie de especificaciones” (p.238). Es decir, los autores coinciden y concluyen que la población está conformada por todos aquellos componentes con similares características, los cuales serán sometidos a observancia durante el desarrollo de la investigación.

En correspondencia a lo planteado, Chávez (2001), dentro de sus consideraciones indica que la población es “…el universo de la investigación sobre el cual se pretende generalizar los estatutos. Está constituida por características o estratos que le permiten distinguir los sujetos unos de otros” (p.162). Al respecto, esta investigación sigue la línea plasmada en la definición y proyecta el universo total de la población seleccionada, hacia una muestra de la misma.

Distribución de la Población

Cuadro No 2

ORGANIZACIONES EDUCATIVAS

SUPERVISORES

DIRECTIVOS

DOCENTES

TOTALES

E.B .N. Jesús Enrique Lossada

1

2

50

53

E.B.N.Cardenal José Ali

Lebrun

1

2

16

19

E.B.N. 1º de Mayo

1

2

27

30

Totales

3

6

93

102

Fuente: Dpto. de Informática. Mcpio. Maracaibo. Año: 2008

Muestra

Acorde con los planteamientos anteriores, en los procesos de este tipo la investigadora fue precisa al garantizar la consecución metodológica de las fases concomitantes, razón por la cual se destaca el aspecto relacionado con los sujetos muestrales, los cuales deben ser seleccionados de tal manera, que no interfieran de ninguna forma en los resultados. Por lo tanto, al determinar el tamaño de la muestra cuidó que fuese representativa del universo poblacional, es decir, que sus características fueron compatibles con el total de los sujetos seleccionados para este estudio.

Respecto a la muestra, es oportuno tomar en cuenta el punto de vista de los teóricos Hernández y otros (2006) quienes la consideran “como un subgrupo de la población” (p.207). Pudiera interpretarse entonces, que es apropiado delimitarla, haciéndola más pequeña y manejable por parte de la autora de esta investigación, por tanto la muestra fue tomada de la población y representa una parte de la misma, de forma tal que se logre su practicidad al momento de emitir sus resultados.

Tomando en consideración lo anteriormente expuesto, para que se alcance un verdadero procesos investigativos, se hace necesario trabajar con la mayor naturalidad, es prioritario hacer una delimitación específica de los sujetos a investigar. Sobre la base se estas ideas, Tamayo y otro (2004), manifiestan que, “Es la muestra en la que entran todos los miembros de la población” (p.309). Por tal razón se procedió a tomar dicha muestra, seleccionando los sujetos que fueron sometidos a observancia, para llegar a los resultados de esta investigación.

Como complemento de lo antes explicado, cabe mencionar el enunciado de Sierra Bravo (1979), quien expone que muestra “…es un conjunto o población deliberadamente elegida, que se somete a observación científica en representación del conjunto, con el propósito de obtener resultados válidos, también para el universo total investigado” (p.174). Sobre la validez de este argumento, se concluye que aplicando la fórmula del citado autor, se extrajo la muestra requerida; dicha fórmula es la siguiente:

4. N. p. q

N=——————————

2

E (N – 1) + p. q

Quiere decir entonces, que el cálculo del tamaño de la muestra, según, el teórico, Sierra Bravo (1979), depende de la amplitud del universo poblacional, finito o no; nivel de confianza adoptado, margen de error de estimación, y desviación típica, así como el muestreo que se haya seleccionado. Es decir, para universos finitos se propone la siguiente fórmula:

4. N. P. Q

n= ——————————–

2

E (N – 1) + 4. P. Q

Donde

n: es el tamaño de la muestra que se calculará

4: es una constante

N: es el tamaño de la población

P y q: son las probabilidades de éxito y fracaso, que tiene cada una un valor del 50%, por lo que P= 50 y q= 50

2

E : es el error seleccionado por el investigador.

Reemplazando los datos queda:

4. 93. 50. 50 930.000 930.000 58,5

n= ____________________ = ______________ = _________ =

2

8 (93 – 1) + 4. 50. 50 64. 92+100.000 15.888

Una vez desarrollada la fórmula, queda conformada por 58 docentes.

Muestreo

El muestreo es una herramienta táctica bien importante que puede ser utilizada, ya que facilita al investigador el trabajo a realizar para llevar a cabo la labor de seleccionar las unidades de la población requerida, la información, y aunado a esto facilita la interpretación de los datos obtenidos, con la finalidad de estimar medidas bastante aproximadas de la muestra. De forma tal que para la selección de la muestra, se maneja en esta investigación, el muestreo probabilística al azar simple y estratificado.

Partiendo de la premisa de que en este proceso investigativo la población es finita y manejable por la autora de esta investigación, se procederá a seleccionar una muestra referencial, conformada por supervisores, directores y docentes, de las escuelas básicas Dr. Enrique Losada, Cardenal José Alí Lebrún, y 1º de Mayo, del Municipio Escolar Maracaibo 4.

Por un lado se estima que es probabilístico, debido a que todos los sujetos de la población tienen igual oportunidad de ser seleccionados como muestra para el desarrollo de la investigación. Por el otro, es estratificado, ya que su población está constituida por diferentes escuelas. En tal sentido, se tomó la fórmula de Shiffer, para muestras estratificadas, citada por Chávez (2001), la cual es:

n

N1 =——– h

N

Donde:

N1: es el estrato que se determinará

n : tamaño adecuado de la muestra a estratificar

h : tamaño del estrato de la población

N : tamaño de la población

Al aplicar la fórmula se obtiene:

E.B.N. Dr. Jesús Enrique Lossada

50

n1 =_________x 58 = 31.1

93

E.B.N. Cardenal José Alí Lebrún

16

n2 = _______________x 58 = 9.9

93

E.B.N. 1º de Mayo

27

N3 = ______________ x 58 = 16.8

93

Estratos de la Muestra

Cuadro Nº 3

ORGANIZACIONES EDUCATIVAS

SUPERVISORES

DIRECTIVOS

DOCENTES

E.B .N. Jesús Enrique Lossada

1

2

31

E.B.N.Cardenal José Ali

Lebrun

1

2

10

E.B.N. 1º de Mayo

1

2

17

Totales

3

6

58

67

Fuente: Villalobos (2008)

Dicho de manera más específica, la muestra definitiva quedó constituida por un total de sesenta y siete (67) sujetos, conformados por tres (3) supervisores, seis (6) directivos y cincuenta y ocho (58) docentes, ubicados todos en las instituciones seleccionadas para el desarrollo de este estudio, los cuales, poseen características similares al universo poblacional. Por otra parte, este proceso muestral proporcionó a la investigadora mejor manejo de los sujetos a estudiar.

Definición Operacional

Para darle sentido y credibilidad a una investigación, es necesario identificar de manera detallada y precisa el total de los elementos que la conforman; al mismo tiempo describir las características de cada uno de ellos, estableciendo así una base sólida sobre la que se apoyen sus resultados. De tal forma que proporcione sentido y comprensión a cerca de la situación estudiada.

Al respecto, los estudiosos del área de metodología, Tamayo y Tamayo (2004), en cuanto a este punto es la “Especificación de los procedimientos necesarios para necesarios para la especificación de un concepto en términos medibles, señalando sus dimensiones e indicadores que servirán para la medición del fenómeno respectivo” (p.36)

En tal sentido, se consideró la mencionada variable con sus dimensiones: Indicadores de Calidad Educativa e Indicadores de Satisfacción Laboral y sus respectivos Indicadores de la misma, los cuales son: Productividad, Eficiencia, Eficacia, Motivación, Clima Organizacional y Reconocimiento. Es también relevante mencionar la significación que cada uno de ellos tiene, debido a que de la información que su estudio derivó, determinó la veracidad de sus resultados.

DEFINICIÓN OPERACIONAL DE LAS VARIABLES

VARIABLE DE ESTUDIO 1: SUPERVISIÓN CLÍNICA

Definición Conceptual

Las teorías relacionadas con la supervisión clínica evidencian lo que significa dicho término, y como hasta hace muy poco el mismo era considerado como un sinónimo de inspección, pero que gracias a los aportes realizados por reconocidos autores, ésta ha ido experimentando cambios significativos que la han convertido en una supervisión de carácter mucho más amplio, democrática, participativa y proactiva.

En este orden referencial, se enuncia la versión de Ruíz (1989), quien expresa que “La Supervisión Clínica evita ser inspectora, debido a que la inspección es una práctica que se aplica bajo hechos concretos de errores e imperfecciones, es decir, es un tipo de supervisión curativa, mientras que la supervisión clínica es de carácter preventiva” (p.103)

Definición Operacional

Dado que la definición operacional permite facilidad para identificar los elementos de una variable, y a la vez viabiliza el procedimiento para su comprobación, en el caso específico de la variable Supervisión Clínica, este proceso, constituyó el mecanismo para medirla con sus respectivas dimensiones: Técnicas de Supervisión Clínica, y Métodos utilizados por la Supervisión Clínica y sus indicadores: Acciones del Supervisor, Toma de Decisiones, Acompañamiento, Técnicas Aplicadas, Método Clínico, Método de Ayuda Mutua, y Método de Facetas Múltiples valorando así las alternativas de respuestas obtenidas.

DEFINICIÓN CONCEPTUAL DE LAS VARIABLES

VARIABLE DE ESTUDIO 2: CALIDAD EDUCATIVA

Definición Conceptual

La conceptualización de las variables se fundamenta en los elementos denotados en las teorías estudiadas. En cuanto a la variable Calidad Educativa, se hace referencia a su connotación con lo económico y su asociación equivocada, con beneficios salariales, es decir, su estudio permitió mayor conocimiento sobre la referida variable.

Ahora bien, según lo planteado por Wilson (2000), la calidad es “un proceso mediante el cual se canalizan los recursos necesarios, para ayudar a todos los profesores a perfeccionar su rendimiento, satisfaciendo así las expectativas públicas de inversión en el sistema educativo(p. 56). En consecuencia esta postura favorece más al docente como ente transmisor de conocimientos, y al valor de la educación.

Definición Operacional

Asimismo, se ha identificado con precisión cada uno de los elementos que conforman la variable; a fin de darle sustentabilidad a su estudio y prosecución a la medición de la misma, con sus dimensiones: Indicadores de Calidad Educativa e Indicadores de Satisfacción Laboral y sus respectivos Indicadores, los cuales son: Productividad, Eficiencia. Eficacia, Motivación, Clima Organizacional y Reconocimiento. Todos, constituyeron un soporte fundamental, para su estudio.

Técnicas de Recolección de Datos

La técnica de recolección de datos, es un proceso que requiere dedicación y cuidado, ya que en éste se aplican una serie de tácticas e instrumentos que le permitieron a la investigadora conocer al detalle aspectos resaltantes de las variables en estudio, como lo son Supervisión Clínica y Calidad Educativa, cuyos elementos y características permiten conocer aspectos puntuales que indican su comportamiento durante la investigación.

De conformidad con la manifestado, queda complementarlo con los aportes hechos por Hernández y otros (2006), quienes expresan que “Recolectar los datos implica elaborar un plan detallado de procedimientos que nos conduzcan a reunir datos con un propósito específico” (p. 274). En este caso en particular, la consecución del referido plan, se desarrolló con fluidez, permitiendo facilidad y coherencia en el análisis de los datos resultantes.

Para el logro de este cometido, la investigadora dispuso de un instrumento sustentado en información extraída de las teorías revisadas, así como también, fue enmarcado dentro del conocimiento de los sujetos encuestados, el cual motorizó y recog información cuantitativa, directamente donde se encontró la situación problema, proporcionando datos susceptibles de contrastar, y así proceder a la medición de las variables.

Se consideró también, el punto de vista de Tamayo y Tamayo (2004), quienes afirman que “La encuesta es un instrumento de observación formado por una serie de preguntas formuladas y cuyas respuestas son anotadas por el empadronador” (p.51). En consecuencia, la investigadora formuló dicho instrumento teniendo presente que debe existir congruencia entre lo que quiso saber y las preguntas realizadas para la obtención de dicha información, procediendo al análisis, valoración y la respectiva medición de las variables, de acuerdo a lo que corresponde en estos casos

Descripción del Instrumento

Para que una investigación ofrezca sentido científico, es imprescindible poner especial atención a los instrumentos que se utilicen para la recolección de los datos necesarios para sustentar la información, y el contenido de sus enunciados, lo cual debe ser pertinente con el tema tratado en la investigación, por lo que, la misma estuvo impregnada de la mayor objetividad posible, siendo realizada de forma imparcial, y con la mayor carga de integridad posible.

Siguiendo el mismo orden, en cuanto a los instrumentos también es prioritario señalar que éstos no responden, de ninguna manera, a los intereses del investigador, por lo tanto, sus resultados se han enmarcado en lo ético, razón por la cual, los datos arrojados están dentro de su realidad y del contexto requerido, apuntando entonces hacia el correcto desarrollo de la investigación.

De esta manera, el contenido de los instrumentos fue claro y preciso, a fin de recolectar respuestas veraces, confiables y sencillas. Para tal efecto, el cuestionario realizado, denominado Supervisión Clínica y Calidad Educativa, ha sido elaborado en el marco de estas expectativas, con un total de 39 ítemes, congruentes todos con las variables e indicadores manejadas en la investigación. Igualmente, contiene cuatro (4) alternativas de respuestas cuyos reactivos son: Siempre, Casi Siempre, Casi Nunca y Nunca. Centrados éstos dentro de las directrices de lo ético, de lo objetivo y del campo de acción de los sujetos muestrales.

Propiedades Psicométricas

Encuadrada la investigación en una línea de objetividad, formalismo, y en la búsqueda de relacionar fenómenos en forma coherente, la investigadora encausó la misma, considerando la metodología que corresponde, siguiendo además, la normativa preestablecida, congregada al marco ético donde la objetividad se considera un fenómeno fundamental con miras a lograr la mayor credibilidad posible.

Siendo así, las derivaciones arrojadas por la misma, sólida, probas y veraces, lograrán un producto de calidad y de exitoso. Enfatizando en el caso, Hernández, y otros, (2006), señalan que “La validez, la confiabilidad y la objetividad no deben tratarse de una forma separada” (p.288). Por ello, la investigadora maximizó esfuerzos evitando su influencia, en el desarrollo del trabajo, optimizando su calidad y veracidad.

CONFIABILIDAD DEL INSTRUMENTO

La confiabilidad del instrumento constituyó la posibilidad de concretar la realidad del fenómeno en estudio. Para ello se aplicó una prueba piloto, posteriormente se empleó el coeficiente Alfa de Cronbach; esta puede tomar valores entre 0 y 1, donde: 0 significa confiabilidad nula y 1 representa confiabilidad total, para encontrar este coeficiente se utilizó la siguiente fórmula:

cronbach_1

Una vez culminada la operación de la fórmula presentada, se describen sus pasos, tomando en consideración la normativa metodológica establecida para tales efectos, y se determinó que: α = Coeficiente de Alfa de Cronbach, K= Número de ítems, ∑Si2= Sumatoria de las Varianzas, St2 = Varianza de toda la escala.

Este cálculo se obtuvo con la ayuda del software estadístico SPSS 10. Para ello se utilizó una encuesta, contentiva de 21 ítemes para la variable Nº 1: Supervisión Clínica, la cual fue aplicada a quince (15) sujetos como prueba piloto. Aspecto observado en la figura Nº 1, obteniéndose una confiabilidad α = 0.9898.

Figura Nº 1

Análisis de Confiabilidad Variable 1: Supervisión Clínica.

R E L I A B I L I T Y A N A L Y S I S – S C A L E (A L P H A)

Reliability Coefficients

N of Cases = 15,0 N of Items = 21

Alpha = 0,9898**

Fuente: Villalobos, 2008 **Nivel de signif. de 0,01

Continuando con el tema tratado, siguiendo los respectivos pasos ajustados para su desarrollo y al respecto de los resultados obtenidos luego de la aplicación del Alfa de Cronbach para la Variable Nº 2, Calidad Educativa, se puede observar que las misma presenta un coeficiente de confiabilidad de a = 0.9896, de acuerdo a lo mostrado en la figura Nº 2. Para esta Variable, se utilizó un número de ítemes contentivos de 18, que formaron parte del instrumento aplicado.

Figura Nº 2.

Análisis de Confiabilidad Variable 2: Calidad Educativa.

R E L I A B I L I T Y A N A L Y S I S – S C A L E (A L P H A)

Reliability Coefficients

N of Cases = 15,0 N of Items = 18

Alpha = 0,9896**

Fuente: Villalobos, 2008 **Nivel de signif. de 0,01

El coeficiente de confiabilidad aplicando el Alfa de Cronbach se analizó con la siguiente escala: Muy Alta (0.81- 1.00), Alta (0.61-0.80), Moderada (0.40- 0.60), Baja (0.21-0.39) y Muy Baja (0.20-0.01). En conclusión puede observarse que para las encuestas tanto para la variable 1 y 2 después de aplicar la prueba piloto su coeficiente de confiabilidad se considera Muy Alta para ambas variables, a un nivel de significación 0.01 ambas.

Validación de los Expertos

Certificando la importancia del instrumento, su validación se delegó a reconocidos expertos en materia de investigación, quienes gozan de aceptación y respeto por parte de la Universidad Rafael Urdaneta. Para el caso, se presentó un modelo, cuyo propósito fue certificar la congruencia con las variables y los ítemes contentivos en el mismo, determinando finalmente su validez. A este respecto, Chávez (2001), desde su concepción teórica plantea que “…la eficacia con que el instrumento mide lo que se pretende medir…” (p.193). Es decir entonces que, la validación del instrumento es el mecanismo que garantiza la eficacia del mismo.

Finalmente, se procedió a cumplir con la fase de confiabilidad de dicho instrumento, basado en la teoría de Hernández y otros (2006), quienes convergen en su enunciado con lo planteado, expresando con claridad y precisión que “…se refiere al grado en que su aplicación repetida al mismo sujeto u objeto produce resultados iguales” (p.277).

Procedimiento

De la misma manera, en cuanto al procedimiento llevado a cabo para el desarrollo de la investigación en estudio, si siguieron detenidamente una serie de pasos respetando las consideraciones pertinentes en relación al área metodológica existente para este tipo de trabajo, las cuales se describen en orden consecutivo.

· Selección del tema a investigar, vale decir, la situación problema, con su respectiva formulación de objetivos, justificación y delimitación.

· Formalización de solicitud al Organismo competente para desarrollar la investigación en las instituciones educativas seleccionadas.

· Revisión y análisis de las teorías más reciente edición, relacionadas con el tema.

· Recopilación de los antecedentes, que reflejaron la relación con el tema investigado, junto a aquellas teorías que sirvieron como base para su sustentación y configuración del marco teórico.

· Determinación de la metodología, de acuerdo a su tipo, nivel, diseño y población a estudiar.

· Tabulación de la información recogida a través del instrumento aplicado a los sujetos muestrales.

· Finalmente, se recopilaron los datos y su tabulación, y el plan de análisis estadístico, donde se le asignó valores numéricos, facilitando el respectivo análisis.

Plan de Análisis de datos

Aplicado ya el instrumento para la recolección de los datos requeridos en la información, se llevó a cabo entonces el correspondiente análisis de los resultados derivados de éstos, con la finalidad de determinando se logro de las metas planteadas inicialmente. Igualmente, se lleva a cabo el análisis de los resultados de acuerdo los objetivos de la investigación, utilizando el método de estadística descriptiva y las técnicas de medidas de tendencia central y de variabilidad. Para hallar los resultados se contó con la ayuda del programa estadístico SPSS 10 y Excel 2003. Aspecto que facilitó el respectivo análisis.

Por otra parte, sujeto a los enunciados expresados por los teóricos, expertos en metodología, como Hernández y otros (2003), que con respecto a este punto consideran que, “…el tipo de análisis o pruebas estadísticas a realizar depende del nivel de medición de las variables…” (p.422). En cuanto al caso, fueron aplicadas todas las pruebas correspondientes a trabajos de investigación, como es el caso para el respectivo análisis de medición de las variables en estudio, viabilizando el proceso de la mencionada, hasta alcanzar su culminación de acuerdo a lo esperado.

· Selección del tema a investigar, vale decir, la situación problema, con su respectiva formulación de objetivos, justificación y delimitación

· Formalización de la solicitud a las distintas instituciones educativas seleccionadas para desarrollar la investigación.

· Revisión y análisis profundo de las teorías existentes relacionadas con el estudio proporcionando coherencia entre las variables, dimensiones e indicadores y así brindar explicación detallada de las mismas.

· Recopilación de los antecedentes, de acuerdo a que los mismos reflejen relación con el tema a investigar, junto a aquellas teorías que sirvan como base para su sustentación y posterior configuración del marco teórico.

· Determinación de la metodología, en su tipo, nivel, diseño y población a estudiar.

· Finalmente, se incluye la obtención de datos, a través del instrumento realizado, y su tabulación, como fuente de información fundamental, además de la validez, la confiabilidad, y el plan de análisis estadístico, en donde se le asignarán valores numéricos.

CAPITULO IV

RESULTADOS

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE RESULTADOS

A continuación se presenta el análisis de los resultados analizados y discutidos para la presente investigación, siguiendo el orden metodológico respectivo. Para tal efecto se procedió a evaluar las encuestas realizadas a la población seleccionada y de acuerdo a las contestaciones dadas por los Docentes, Supervisores y Directores en cuestión, se dio paso a la fase de respuestas a los objetivos que se plantearon en el capítulo 1, contentivo del planteamiento del problema.

Para hallar los resultados se llevó a cabo la selección de un programa para el análisis de los datos desprendidos. En este caso se contó con la ayuda del programa estadístico SPSS 10 y Excel 2003, en el cual se realizó el correspondiente análisis, visualizándose los datos según las variables manejadas en la investigación. Los cuales sirvieron de ayuda para dar adecuada respuesta a los mencionados objetivos. Luego de esto, se dio paso a la preparación de los diferentes cuadros y tablas por dimensiones y variables por indicadores estudiados, expresados en datos científicos.

115

Variabe: Supervisión Clínica

Dimensión: Técnicas de Supervisión Clínica

Tabla General de la Dimensión Técnica de Supervisión Clínica

TabIa N° 1

INDICADORES

NUNCA

CASI NUNCA

CASI SIEMPRE

SIEMPRE

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

Acciones del Supervisor

55.6

28.6

40.7

42.2

0.0

17.7

3.7

11.6

Toma de Decisiones

33.3

35.4

66.7

38.1

0.0

19.7

0.0

6.8

Acompañamiento

44.4

36.1

55.6

46.3

0.0

10.9

0.0

6.8

Porcentaje

44.4

33.4

54.3

42.2

0.0

16.1

1.2

8.4

Promedio

38.90

48.25

8.05

4.8

Fuente: Villalobos, 2008

En la Tabla N° 1 se muestran los porcentajes de los indicadores de la dimensión Técnicas de Supervisión Clínica donde se puede observar que los encuestados manifestaron que Casi Nunca con un 48.25% se cumple las técnicas de supervisión clínica resaltando en esta el indicador toma de decisiones con 66.7% según opinión de los directivos y 46.3% para los docentes con respecto a indicador Acompañamiento.

Posteriormente se encuentra la opción Nunca con el 38.90%, Casi siempre con 8.05% y Siempre con el 4.80%. En cuanto a los resultados por categoría se observa a los directivos con el 54.3% indicando que casi nunca se cumple las técnicas de supervisión clínica, para los docente la respuesta a la misma dimensión fue de casi nunca con el 42.2%.

De manera pues, que dichos resultados presentan coincidencia con lo planteado por los teóricos, Chan, Berven y Thomas (2004), quienes describen a la supervisión clínica, asignándole una consideración valorativa, la cual puede contextualizarse, en torno al proceso desarrollado en la praxis docente. En tal sentido, los mencionados teóricos expresan que, “Aunque este es un modelo genérico, de las actividades primordiales que encierra la supervisión clínica las cuales son aplicables para la rehabilitación, asesoramiento y práctica e inclusive valoraciones técnicas…” (p.415). Visto de esta manera, las instituciones educativas entrarían en un proceso enrumbado hacia la calidad educativa.

Quiere decir entonces que, la dimensión Técnicas de Supervisión Clínica presenta evidencias de debilitamiento con el % del 48,25%. De tal manera, Morales (2004), presentó correspondencia con lo planteado, por cuanto, en su trabajo investigativo, presentó un estudio titulado “Supervisión Clínica como herramienta gerencial y su relación con el desempeño docente”, el cual tuvo como propósito determinar la relación entre sus variables estudiadas, y concluyó que del estudio se derivaron algunas acciones estratégicas, con la finalidad de contribuir al desarrollo y mejoramiento de directivos y docentes que le permitan obtener el perfil deseado. Determinándose entonces que, ciertamente existe una relación congruente entre ambas investigaciones.

Dimensión: Métodos Utilizados por la Supervisión Clínica

Tabla de la Dimensión Métodos Utilizados por la Supervisión Clínica

Tabla N° 2

INDICADORES

NUNCA

CASI NUNCA

CASI SIEMPRE

SIEMPRE

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

Técnicas Aplicadas

63.0

41.5

37.0

36.1

0.0

13.6

0.0

8.8

Método Clínico

59.3

33.3

29.6

41.5

11.1

10.9

0.0

14.3

Método de Ayuda Mutua

63.0

39.5

22.2

41.5

14.8

14.3

0.0

4.8

Método de Fases Múltiples

55.6

36.7

25.9

42.2

18.5

11.6

0.0

9.5

Porcentajes

60.2

37.7

28.7

40.3

11.1

12.6

0.0

15.3

Promedio

48.95

34.50

11.85

7.65

Fuente: Villalobos, 2008

En cuanto a los datos de la tabla N° 2 se muestran los porcentajes de los indicadores para la dimensión Métodos utilizados por la supervisión clínica, donde los encuestados manifestaron que Nunca con un 48.95% se utilizan los métodos que forman parte de los indicadores de esta dimensión, resaltando en ésta el indicador método de ayuda mutua con el 63% según los directivos y 41.5% para los docentes.

Luego se encuentra la opción Casi Nunca con el 34.5%, Casi siempre con 11.85% y siempre con el 765%. En cuanto a los resultados por categoría

se observa según los directivos en un 60.2% nunca se utilizan los métodos mencionados, mientras que para los docente la respuesta a la misma dimensión fue de casi nunca con el 40.3%.

Se entiende aquí, de acuerdo a las respuestas obtenidas por parte de los sujetos encuestados que, la Dimensión Métodos utilizados por la Supervisión Clínica presentan un alto índice de debilitamiento con un promedio de 48.95%. En cuanto a las ideas planteadas, se observa una discordancia con la teoría expresada por, Ledley, Marx y Heimberg (2005), quienes exponen que “…la mayoría de los supervisores emplean diferentes métodos cuando supervisan aprendices. Los supervisores también son muy abiertos a las sugerencias sobre el proceso de educación…” (p.224)

Dicho esto, puede inferirse que la práctica adecuada de una supervisión clínica orientada de forma metodológica, se constituiría en un elemento invaluable en la praxis de ésta, ya que éstos se constituyen en un recurso importante, que le da un aspecto científico que le da la oportunidad, tanto a quien tiene la responsabilidad de dirigir, orientar y reorientar los procesos, como a quienes tienen la necesidad de ser guiados, acompañados y apoyados, para su crecimiento personal y profesional.

Asimismo, Monnot (2006), quien realizó un trabajo de investigación titulado “Supervisión Clínica para el acompañamiento en las Escuelas Zulianas de Avanzada” y en sus conclusiones la investigadora Monnot, expresa que en las Escuelas básicas donde se cumple la Supervisión, partiendo de los resultados de la Supervisión Clínica en una categoría de Buena, tendrá una buena incidencia sobre el Acompañamiento Docente.

Tabla General de la Variable Supervisión Clínica

Tabla Nº 3

INDICADORES

NUNCA

CASI NUNCA

CASI SIEMPRE

SIEMPRE

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

Técnicas de Supervisión Clínica

44.4

33.4

54.3

42.2

0.0

16.1

1.2

8.4

Métodos Utilizados por la Supervisión Clínica

60.2

37.7

28.7

40.3

11.1

12.6

0.0

15.3

Porcentajes

52.3

35.5

41.5

41.2

5.6

14.3

0.6

11.8

Promedio

44.40

41.35

9.95

6.2

Fuente: Villalobos, 2008

De acuerdo a los resultados mostrados en esta Tabla N° 3., se determina que el análisis de la variable Supervisión Clínica, arrojó como resultados, tanto para los directivos y como para el personal docente, un porcentaje de 44.4% para la opción Nunca, seguido de casi nunca con 41.35%, Casi siempre con 9.95% y siempre con 6.2%, aspecto que puede observarse con precisión en lo trazado.

Puede verse que, la dimensión Técnicas de Supervisión Clínica presenta evidencias de debilitamiento con un porcentaje del 48,25%. En este sentido, Luna (1999) citado por Cardona (2005), coincide con dichos resultados al definir la Supervisión como “Una acción coadyuvante en el cambio inapelable del contenido y de la función de la educación, que repercutirá en el proceso de aprendizaje…establece que la supervisión educativa debe entenderse como una actividad técnico, docente y administrativa que se cumple en los niveles y modalidades del sistema educativo, como medio de apoyo, cooperación, orientación y motivación para mejorar el proceso de aprendizaje”. (p.54)

De la misma manera, se trae a, Rosario (2006), con su estudio “Supervisión Clínica como Modelo de Trabajo para el Supervisor de Educación Inicial”, por ser congruente en sus resultados con respecto a esta investigación. La referida autora indica que se descuida en gran medida la dimensión académica o asesoramiento y acompañamiento pedagógico al docente en el aula, lo cual dificulta el logro significativo de los objetivos de la Supervisión Clínica.

En la mencionada Tabla, entre las Dimensiones de la Variable Supervisión Clínica, se observa que el porcentaje más alto se ubica con un 44.40% en su Dimensión Métodos Utilizados por la Supervisión Clínica expresados por los directores encuestados en cuanto a la alternativa “Nunca”, en discordancia con un 6.2% en la alternativa “Siempre”, el cual puede traducirse en una preocupante debilidad en cuanto a la utilización de dichos Métodos en la praxis supervisoria, inclinando la balanza hacia una alta tendencia negativa.

Variable: Calidad Educativa

Dimensión: Indicadores de Calidad Educativa

Tabla General de la Dimensión Indicadores de Calidad Educativa

Tabla N°4

INDICADORES

NUNCA

CASI NUNCA

CASI SIEMPRE

SIEMPRE

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

Productividad

70.4

38.8

29.6

40.1

0.0

15.6

0.0

4.8

Eficiencia

66.7

44.9

22.2

32.0

11.1

17.7

0.0

4.1

Eficacia

55.6

37.4

44.4

45.6

0.0

14.3

0.0

2.7

Porcentajes

64.2

40.3

32.1

39.2

3.7

15.8

0.0

3.86

Promedio

52.25

35.65

9.75

1.93

Fuente: Villalobos, 2008

En la Tabla N° 4 se muestran los porcentajes de los indicadores de la dimensión Indicadores de la calidad educativa, en ésta se observa que los encuestados manifestaron que Nunca con un 52.25% se cumple con los indicadores de calidad educativa, resaltando el indicador productividad con 70.4% según opinión de los directivos y 38.8% para los docentes con respecto a mismo indicador.

En cuanto a las otras opciones se encuentra Casi Nunca con el 35.65%, Casi siempre con 9.75 y Siempre con el 1.93%. En cuanto a los resultados por categoría se aprecia a los directivos con el 642% indicando que nunca se cumplen los indicadores de calidad educativa, para los docente la respuesta a la misma dimensión fue de nunca con el 40.3%.

Atendiendo estas conclusiones, es válido el enunciado hecho por, De Moura (2006), por su compatibilidad con tal aseveración, por cuanto el mismo considera “La calidad es motivo de preocupación, ya que el dominio de las destrezas básicas y las capacidades esenciales es insuficiente para satisfacer las demandas de la sociedad y de la economía”. (p.10)

Tomando en consideración las opiniones manifestadas por parte de los sujetos encuestados, en la respectiva tabla se evidencia con claridad, una tendencia negativa constante, en la que el mayor promedio se encuentra ubicado en la categoría “Nunca” con un 52.25%. Visto de esta manera, dicho resultado muestra poca presencia de los indicadores de Calidad Educativa, en las Escuelas de II y II Etapa del Municipio Escolar Maracaibo Nº 4. En consecuencia, es imperante la revisión del caso y tomar medidas

Por tal razón, se hace referencia al trabajo de Gil (2006), “La labor del Supervisor Educativo y Gestión de Calidad en Educación Básica” donde establece que los supervisores no promueven las estrategias innovadoras e integradoras, como promotores de una gestión de calidad con la finalidad de mejorar la calidad educativa, el estudio tiene importancia, puesto que orientará la actuación-acción del supervisor educativo. De hecho, el trabajo presentado por Gil, denota consonancia entre los resultados de su investigación y los resultados y las derivaciones arrojados en este estudio investigativo.

Dimensión: indicadores de Satisfacción Laboral

Tabla General de la Dimensión Indicadores de Satisfacción Laboral

Tabla N° 5

INDICADORES

NUNCA

CASI NUNCA

CASI SIEMPRE

SIEMPRE

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

Motivación

77.8

32.7

14.8

51.0

7.4

13.6

0.0

2.7

Clima Organizacional

51.9

27.9

48.1

41.5

0.0

26.5

0.0

4.1

Reconocimiento

48.1

42.9

40.7

36.7

7.4

10.2

3.7

10.2

Porcentajes

59.3

34.5

34.5

43.1

4.9

16.7

1.2

5.6

Promedio

46.9

38.8

10.8

3.4

Fuente: Villalobos, 2008

En cuanto a la tabla N° 5 se muestran los porcentajes de los indicadores para la Dimensión Indicadores de Satisfacción Laboral, donde los encuestados manifestaron que Nunca con un 46.9% se muestran los indicadores de satisfacción laboral que forman parte de los indicadores de esta dimensión, resaltando en ésta la motivación con el 77.8% según los directivos y 32.7% para los docentes.

Luego se encuentra la opción Casi Nunca con el 38.8%, Casi siempre con 10.8% y siempre con el 3.4%. En cuanto a los resultados por categoría se observa, según lo afirman los directivos, en un 59.3% que nunca se manifiestan los indicadores de satisfacción laboral, mientras que para los docente la respuesta a la misma dimensión fue de casi nunca con el 43.1%. Puede decirse entonces, que la satisfacción del personal es poco favorable.

Teniendo en consideración los resultados expresados por la población encuestada, se pone de manifiesto que tanto directivos como docentes son cónsonos en sus apreciaciones, en relación al debilitamiento observado en la praxis supervisoria. De acuerdo a esto, las ideas de, Robbins y otro (2005), muestran compatibilidad con dichos resultados, manifiestan que “Si una organización no toma con seriedad su responsabilidad en la gerencia de los recursos humanos, el desempeño laboral y el logro de objetivos pueden verse afectados. La calidad de una organización es, en gran medida…la suma de la calidad del personal que contrata y mantiene”. (p. 382)

Para continuar se hace referencia al trabajo desarrollado por Morillo (2006), titulado “Supervisión Académica y Calidad de Gestión”, el cual también es coherente con los resultados arrojados por esta investigación, por cuanto, expresa que los resultados dejaron evidencias sobre la necesidad de cambiar el estilo de supervisión académica, donde prevalezca la calidad de la gestión para el éxito institucional.

Por otra parte, puede acotarse que, la transformación en referencia, es preciso reorientarla, ante todo en consideración a las exigencias de la sociedad de hoy, las cuales están sumergidas en las consecuencias propias de la globalización, los acelerados evolución tecnológica y comunicacionales, pudiéndose decirse que el conocimiento es fundamental.

Tabla General de la Variable Calidad Educativa

Tabla Nº 6

NDICADORES

NUNCA

CASI NUNCA

CASI SIEMPRE

SIEMPRE

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

DIR

DOC

Indicadores de Calidad Educativa

64.2

40.3

32.1

39.2

3.7

15.8

0.0

3.86

Indicadores de Satisfacción Laboral

59.3

34.5

34.5

43.1

4.9

16.7

1.2

5.6

Porcentajes

61.7

37.4

33.3

41.1

4.3

16.2

0.6

4.7

Promedio

39.60

37.20

10.25

2.65

Fuente: Villalobos, 2008

En el mismo orden de ideas, con base en la discusión de los datos, se describe el análisis correspondiente a la variable Calidad Educativa, el cual arrojó como resultados para los directivos y docentes un porcentaje de 46.85% para la opción Nunca, seguido de casi nunca con 35.95%, Casi siempre con 13.05% y siempre con 4.2% esto puede observarse en la Tabla N° 6.

De acuerdo con las respuestas dadas, tanto por el personal directivo, como por el personal docente, se presenta en este caso un fenómeno muy particular en el cual se desprende casi de manera conjunta, al mismo, un alto índice de Insatisfacción Laboral manifestado en porcentajes, en donde los niveles más altos se aprecian en la alternativa “Nunca” con un promedio del 49.60% en contraste con un 2.65% en la alternativa “Siempre”.

En tal sentido, dichos resultados ofrecen consonancia casi total entre todos los encuestados, quienes coinciden en que la insatisfacción es una característica generalizada entre los mismos, vale decir, directores y docentes, mostrando de esta manera una inclinación alta negativa, en donde no se aprecia niveles adecuados de satisfacción laboral.

Por lo indicado en el texto anterior, se trae como referente lo planteado en las bases teóricas de este trabajo de investigación, De Moura (2006), es congruente con lo planteado, en razón de considerar que “La calidad es motivo de preocupación, ya que el dominio de las destrezas básicas y las capacidades esenciales es insuficiente para satisfacer las demandas de la sociedad y de la economía”. (p.10). Vale decir que el concepto expresado, interpreta claramente la ausencia de la calidad en los procesos educativos, desarrollados en las escuelas básicas del Municipio Escolar Maracaibo Nº 4.

Nuevamente, se hace referencia a, Morillo (2006), quien en su importante estudio expresa en su investigación denominada “Supervisión Académica y Calidad de Gestión”, denota compatibilidad con los resultados obtenidos en este estudio Municipio no se está ejecutando el proyecto a cabalidad porque se recomienda a las autoridades competentes poner en marcha cursos de actualización y sensibilización a los docentes que laboran en estas instituciones.

Correlación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa

Tabla N°7

Calidad

Educativa

Supervisión Clínica

Correlación de Pearson

Sig.

N

0.895***

0.00

67

Fuente: Villalobos (2008) ** Correlación significativa al nivel 0.01

Con el fin de determinar la relación entre Supervisión clínica y calidad Educativa, se efectuó una prueba de correlación r de Pearson, donde se obtuvo una correlación positiva significativa, al nivel de 0.01, con respecto a las variables estudiadas, esta se puede observar en la Tabla N° 7. El procedimiento utilizado fue la fórmula estadística que se presenta a continuación, verificado con el programa estadístico SPSS versión 10:

En consecuencia, una vez aplicada la fórmula se obtuvo un coeficiente de correlación r de Pearson de 0.895 con un nivel significativo de 0.01, lo cual indica que hay una relación muy alta entre las variables de estudio: Supervisión clínica y Calidad educativa. Significa esto que en la medida que aumenta el valor del Supervisión clínica, variable Calidad Educativa aumenta de manera muy alta y significativa. En este sentido el comportamiento mostrado por la variable Supervisión Clínica, presenta compatibilidad con dichos resultados, y además, le confiere a este a función una importante responsabilidad como elemento fundamental para superar la crisis educativa.

Por lo tanto, el teórico, Luna (1999) citado por Cardona (2005), “Una acción coadyuvante en el cambio inapelable del contenido y de la función de la educación, que repercutirá en el proceso de aprendizaje…establece que la supervisión educativa debe entenderse como una actividad técnico, docente y administrativa que se cumple en los niveles y modalidades del sistema educativo, como medio de apoyo, cooperación, orientación y motivación para mejorar el proceso de aprendizaje”. (p.54)

Al mismo tiempo, se trae como referente a la investigadora Monnot (2006), quien realizó un interesante trabajo, el cual llevó como titulo “Supervisión Clínica para el acompañamiento en las Escuelas Zulianas de Avanzada”. El mismo, expresa en sus resultados compatibilidad, con lo reportado por los resultados de esta investigación, indicando que se descuida en gran medida la dimensión académica o asesoramiento y acompañamiento pedagógico al docente en el aula, lo cual dificulta el logro significativo de los objetivos de la Supervisión Clínica.

Por otra parte, en cuanto a la variable Calida Educativa Martínez (2004), refiere que En la historia reciente de la educación ningún término ha causado tanto hechizo, ni tanta admiración, ni tanto efecto paralizador en maestros, padres, investigadores…como la expresión calidad de la educación, a tal extremo que se ha pensado que el mundo de la educación ha caído en el fetichismo…fuera de la calidad no habrá salvación para la educación…” (p.333). Quiere decir entonces que la calida educativa, para el momento, aún sigue siendo un constructo que, dada la magnitud de su importancia para el mejoramiento del quehacer educativo, amerita especial atención.

Complementando las ideas, se menciona a, Torres (2006), quien realizó un trabajo de investigación titulado “Desempeño del Supervisor Educativo y la Calidad de los Procesos de Aprendizaje en las Escuelas Básicas de la Parroquia Altagracia, del Municipio Miranda del Estado Zulia”, en cuyos resultados evidenció la necesidad de cambiar el estilo de supervisión académica, donde prevalezca la calidad de la gestión para el éxito institucional. Por tanto, su postura es congruente, con los resultados arrojados en el estudio presentado.

Quiere decir entonces que, la puesta en práctica de la orientación o reorientación de los procesos del quehacer supervisorio es función del mejoramiento de la calidad educativa irá de la mano con una conciliación entre ambas variables aquí manejadas, observándose así la importancia representada en el ejercicio de la Supervisión Clínica como herramienta de gran utilidad para el alcance del mejoramiento de dicho proceso, y de igual manera a la Calidad Educativa. De hecho, queda clara su valiosa importancia, para el mejoramiento del servicio educativo, centrado en una calidad continua y sostenible, a la par de la esencia socio-cultural del mismo como es, formar niños, niñas y adolescentes, aptos para la vida.

CONCLUSIONES

Luego de concluido el proceso estadístico correspondiente y el respectivo análisis de los resultados arrojados se procede a la realización de las sucesivas conclusiones pertinentes para darle coherencia y sentido a la investigación, en función de dar respuesta a los objetivos planteados, el cual está orientado a determinar la relación entre la Supervisión Clínica y Calidad Educativa en las instituciones de I y II etapa de educación básica.

Relacionado al primer objetivo específico referido a la identificación de las técnicas de la Supervisión Clínica utilizadas por el supervisor de las instituciones de la I y II etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4, del Estado Zulia. Según las respuestas arrojadas por la población encuestada, el mismo presenta debilidad. Aspecto de vital importancia, por cuanto, el uso de las técnicas en el proceso educativo imprime carácter científico a la praxis educativa, pudiendo elevarla a un alto nivel de significancia cualitativa, dando respuesta real a las necesidades de los clientes, quienes no son más que los estudiantes.

Información que se recolectó, de acuerdo a las respuestas estudiadas y a los datos estadísticos analizados en cada una de las tablas y cuadros construidos. En tal sentido, se presenta una situación particular, ya que existe una clara coincidencia en los resultados desprendidos, tanto de las respuestas de los directivos, como la del personal docente de las instituciones estudiadas.

Concluyendo entonces que dicha población expresó que existe un porcentaje muy bajo de aplicación de la Supervisión Clínica, como una herramienta positiva para lograr el mejoramiento del desempeño profesional del personal perteneciente a las mismas, la cual amerita de éstas para enriquecerse y crecer personal profesionalmente, para dar lo mejor de si. De forma tal que el servicio educativo sea de alta calidad, y que los llamados clientes, vale decir, los estudiantes sean satisfechos.

En cuanto al segundo objetivo, referido a la descripción de los métodos aplicados en la Supervisión Clínica para el logro de la Calidad Educativa en las Instituciones de I y II etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4, del Estado Zulia, reflejan un porcentaje aún más alto de ausencia en la práctica de dichos métodos, siendo más preocupante dicha situación, puesto que la aplicación de tales métodos reviste gran importancia para el desempeño profesional de los supervisados, puesto que implican el acompañamiento, la orientación, la ayuda, la potenciación de las debilidades y el fortalecimiento de las debilidades, en condiciones de democratización, libertad y apoyo permanentes.

Seguido a esto, se presenta el tercer objetivo que atiende la identificación de indicadores de Calidad Educativa utilizados en las Instituciones Educativas del Municipio Escolar Maracaibo 4, del Estado Zulia, en el que se mantiene la misma constante, relacionada con la coincidencia de criterios en cuanto a los bajos promedios, en este caso referido a los indicadores, lo cual señala entonces que tales indicadores se encuentran ausentes de la práctica supervisoria en las instituciones seleccionadas para desarrollar esta investigación.

De la misma manera, para el cuarto objetivo que plantea la definición de los Indicadores de Satisfacción Laboral en las Instituciones Educativas de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4, del estado Zulia, se manifiesta una tendencia negativa, en relación a una marcada debilidad, donde el personal directivo y docente de tales instituciones experimenta una baja motivación, incidiendo esto de forma negativa en la Calidad del servicio educativo que se ofrece a los estudiantes.

Finalmente, en referencia al quinto objetivo que establece la relación entre Supervisión Clínica y Calidad Educativa en las Instituciones Educativas de I y II Etapa de Educación Básica del Municipio Escolar Maracaibo 4, del Estado Zulia, en donde puede vislumbrarse una notable incidencia de una variable en otra, tal es el caso, que si existe una práctica constante, coherente y consistente de la Supervisión Clínica, los resultados que se obtendrán en materia educativa se verán expresados en un evidente aumento positivo, traducido en mejoramiento, productividad, motivación, buen clima organizacional, vale decir, excelencia en la Calidad Educativa y por ende al sistema educativo en general.

Sin embargo, para tal logro, es necesario que se pongan en práctica, de forma inmediata una serie de acciones, que de una vez por todas hagan despertar una conciencia de manera que se asuma la responsabilidad de que el desarrollo de la sociedad está en manos de los involucrados en el ejercicio docente, donde realmente está la solución, pero todos y cada uno debe hacer su aporte para alcanzar dichas metas, a favor del sistema educativo, y más importante aún, donde está centrado el fin de la educación, como son los estudiantes.

RECOMENDACIONES

De lo concluido, se desprenden las sucesivas recomendaciones con la firme intención de hacer llegar a quien tuviera necesidad de informarse, la inquietud que los resultados obtenidos en esta investigación, generan…en tal sentido, si solo una persona toma en cuenta alguna de estas sugerencias, las interioriza y comienza a hacer algo por llevarlas a la práctica, entonces todo esta investigación ha tenido sentido, y realmente ha valido la pena el esfuerzo que desarrollarla ha significado.

Y, si solo una de estas líneas iluminara el camino de quien investiga en ella, la verdad, es que ciertamente será el inicio para el verdadero cambio de paradigmas hasta ahora obsoletos para el campo educativo, su mejoramiento y el rumbo hacia la excelencia de su calidad. Abriéndose la senda de la justicia, el compromiso y los deseos de lograr la tan anhelad excelencia en la calidad educativa ofrecida a los estudiantes.

Orientados bajo esta misma línea, se considera necesario que:

· Inicialmente se deben poner en marcha acciones propicias, que con pasos firmes se orienten hacia la búsqueda de soluciones y hacia la concienciación de quienes tienen la potestad de ejercer la función supervisoria, consolidando desde ya dicho quehacer, valiéndose de esto para dignificarlo y enaltecerlo, dando de esta manera la importancia que la misma representa, para cada uno de ellos, tanto como para quienes necesitan de dichas técnicas de supervisión, que le brinde así la oportunidad de darle un sentido científico que lo acerque al adecuado ejercicio de sus funciones, lo ayude para enriquecer su espíritu docente y mejore su desempeño pedagógico.

· Diseñar planes estratégicos de formación y capacitación en cuanto a la aplicación de métodos en el ejercicio de la supervisión, dirigidos a fomentar en quienes desempeñen dicha función, disponibilidad para ejercerla de forma competente, dada la importancia que éstos tienen en la praxis educativa dando apertura al proceso de transformación orientados hacia el mejoramiento de la calidad educativa.

· Incorporar a la normativa legal vigente políticas que permitan a la gerencia de las instituciones educativas, potestad para ejercer acciones relacionadas con la integración de elementos que sustentan al proceso educativo, dirigidos hacia la satisfacción del cliente como lo son los estudiantes, quienes tienen derecho a una mejor calidad de vida a través de la educación.

· Promover, por parte del Estado, como garante de la educación venezolana, estrategias proyectadas hacia el fortalecimiento del ámbito educativo, a través del reconocimiento, formación continua, mejores beneficios, selección adecuada, con incidencia directa en la satisfacción laboral, como indicador de la calidad educativa.

· Proponer a los organismos competentes en materia educativa, la apertura de espacios, dentro de las instituciones, para la discusión, interacción de experiencias con orientación hacia procesos investigativos que permitan una toma de conciencia en cuanto a la importancia de la acción supervisoria para el mejoramiento de los índices de calidad educativa, con la participación directa del supervisor, con su equipo de trabajo, a manera de liderizar los procesos cognitivos de los involucrados.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Acheson, K. y Gall, M. D. (1977), Techniques in the Clinical Supervision of Teachs: Pre-service and in-sevice applications. USA: Longman Publishers.

­_______________________ (1987), Clinical Supervision is the process, borrowed from education, of direct observationscof an in performance. USA: Longman Publishers.

Alles, M. (2006), Desarrollo del Talento Humano, Basado en Competencias. Editorial: Granica. Buenos Aires

Arellano, D., y Arellano A. (2005), La Educación en tiempos Débiles e Inciertos. Editorial: Anthropos Editorial.

Caballero, J. y Román, P. (2006), E-Actividades. Un referente básico para la formación en Interne.t Editorial MAD-eduforman

Cardona, L. J. M. (2005), Liderazgo y Gestión. Por ocho hábitos. Editorial. Díaz de Santos

Chan, F, Berven, N. L. y Thomas R. (2004) Counseling Theoris and Techniques for Rehabilitation Healt.

Cogan, M. (1996) Clinical Supervision. Boston: Houston Mitin Company

Correa de M, Cecilia (2004) Gestión y Evaluación de la Calidad Educativa: Referentes para la Acreditación. Cooperativa Editorial Magiterio.

Davis, y Newstron, (2003). Comportamiento humano en el trabajo. McGraw

Hill.

De Moura, C. A. (2006), Cómo mejorar la Educación. Ideas Latinoamericanas.

Editorial Inter-American Development Bank.

Daft, R. L. y Marcic, D. (2005). Teoría y diseño Organizacional. (Octava edición) Understanding Management. Cengage Learning Editores.

Gil, L, J. A. (2006), Supervisor Educativo y Gestión de Calidad en Educación Básica. Trabajo de Grado. URU, Maracaibo.

Guillén, G. C. y Guil, B. R (2003), Psicología del Trabajo par Relaciones Laborales. Primera Edición. Editorial MacGraw-Hill/Interamericana de España, S.A.U.

Glickman, C. D., Gordon, S. P., Godon, R. y Jovita, M. (1988), Supervision of instruccions: A development al approach (4th edicion). Boston.

Gutiérrez, P. H. (2006), Calidad Total y Productividad, México.

Hernández, R, Fernández C, y Baptista P. (2006), Metodología de la Investigación. MacGraw-Hill. México.

Howssaye, Jean. (2003), Cuestiones Pedagógicas: Una Enciclopedia Histórica. EditoriaL. Siglo XXI.

Roth, D., Marx B. P, Heimberi Richard G.(2005) Making Cognitive-Vehavyoral Therapy Work: Clinical Process For New Practitioners. Rodielffe Publishing

Lechuga, E. (2004), La Ruta de la Excelencia Empresarial: Principales Estrategias de Crecimiento en Tiempos Difíciles. Ediciones Fiscales ISEF.

López, J. C (2005), Planificar la formación con Calidad. Editorial WK Educación

Manes, J. M. (2006), Gestión Estratégica para las Instituciones. Técnicas Recolección de Datos. Ediciones Granica, S.A.

Martínez, L. M. (2004) Controles y Responsabilidades en el Sector Público. Editorial. Plaza y Valdez.

Martínez, A. (2004), De la Escuela Expansiva a la escuela Competitiva. Editorial Antropos Editorial.

Mohanna, K. Will, D, and Chambors, R. (2004) Teaching Made Easy: A manual For Health Profesionals. Editorial Rodieliffe Publishing.

Monnot de G, M. (2006), Supervisión Clínica para el Acompañamiento en las Escuelas Zulianas de Avanzada. Trabajo de Grado. URU. Maracaibo.

Morales, Y. (2004). Supervisión Clínica como Herramienta Gerencial y su Relación con el Desempeño Docente. Trabajo de Grado no publicado. UPEL. Maracaibo.

Morillo, D. (2006), El Desempeño del Supervisor en relación a la Calidad del Proyecto Educativo Integral Comunitario. Trabajo de Grado. URU. Maracaibo.

Mosley, Megginson y Pietri (2005), Supervisión. Grupo GEO Impresores.

De Moura C, A. (2006), Cómo mejorar la Educación. Ideas Latinoamericanas. Editorial Inter-American Development Bank.

OCÉANO, Diccionario Enciclopédico Estudiantil (1998), Barcelona, España.

Oermann, M. H. y Heinirich, K.T (2004), Anual Review of Nursing Education. Volumen II. Springer Publishing Company.

Oteo, L. A. (2006), Gestión Clínica: Desarrollo e Instrumentos. Ediciones Díaz de Santos

Parga, R. L. (2004), Una mirada al Aula: La Práctica Docente de las Maestras de escuelas primarias. Editorial Plaza y Valdez.

PRELAC, Primera Reunión Intergubernamental del Proyecto para América Latina y el Caribe. (2002)

Ray, R. (2005), Management Strategics Atletics Training (Third Edition). Editorial: Human Kinietics.

Robbins, S. y Coulter M. (2005), Administración. Octava Edición. Editorial Pearson Educación.

Rosario, M. (2003), Supervisión Clínica como Modelo de Trabajo para el Supervisor de Educación Inicial. Trabajo de Grado. URU. Maracaibo.

Rueda, B, M. (2004), La Evaluación de la docencia en la Universidad. Prospectivas desde la Investigación y la intervención Profesional.Editorial Plaza y Valdes

Roth, L, D., Marx, P. B. and Heimberg, R. G. (2205), Making Cognotive-Behavioral Therapy Work: Clinical Porches for New Practitioners. Editorial: Guil Press.

Ruiz, J. (1989), Supervisión Clínica Gerencial. Barquisimeto, Venezuela.Editorial Fedupel.

Rul,…(1995)

Sánchez, M. (2003), La Supervisión como Estrategia para profesores mentores y principiantes. Tesis Doctoral Inédita. Barquisimeto.

Sánchez, I, Espinoza I, Sánchez, E. (2004). Administración Educativa. UPEL-IMPM.

Siliceo, A., Casares, D. y González, J. (2006), Capacitación y Desarrollo de Personal. (4ª edición). Editorial Limusa.

Silva, M. (2006), Calidad del Servicio Educativo con la ejecución del Proyecto Escuelas Bolivarianas. Trabajo de Grado. URU. Municipio Páez.

Scott, F. Maurice (2007). Social Group Work With. Editorial: Haworth Press Psychology.

Tamayo, M, (2004), El proceso de la Investigación Científica. Limusa, Tercera Edición, Caracas.

Torres D, Y. C. (2006), Supervisión Educativa y Calidad de los Procesos de Aprendizaje en las Escuelas Básicas de la Parroquia Altagracia. Municipio Miranda. Trabajo de Grado. URU. Zulia.

UNESCO (1999), Educación en Valores Universidad Experimental Simón Rodríguez (s/f). Programa de Fortalecimiento de la Gestión Escolar. Eje Gerencial.

Valderrama, F, (1997), El Proceso de la Evaluación en la Direccionalidad del Modelo Institucional. Caso: Núcleo Universitario “Rafael Rangel”. Venezuela. .

Van Ooijen E. (2003), Clinical Supervision Made Easy: The 3-Step Method. Editorial: Elsevier Health Sciences.

Wicks, R. J., Parsons, R. D,…y Capps, D. (2003), Clinical Handboock of Pastoral Counseling (Volumen 3). Editorial: Paulist Press

14 comentarios

  1. ysabel mago said,

    febrero 3, 2009 at 1:10 am

    hola felicidades por excelente trabajo….estoy investigando sobre supervision clinica y me en contre con un exquisito trabajo de sabor y ritmo… te cuento que se lo que es una supervision pero no tenia conocimiento lo que era una supervision clinica. gracias a este trabajo me oriente y te aseguro que tuve un buen provecho… y me anime y me motivaste para trabajar con este topico para la tesis de mi post grado porsupuesto aplicandolo a la institucion donde trabajo y me desempeño como docente ya que en el mismo no se aplica ni existe la supervision clinica…

  2. areida garcia said,

    junio 29, 2009 at 8:11 pm

    HOLA NEIRA ES UN PLACER VOLVER ENTRAR EN TU PAGINA QUISIERA QUE ME AYUDARAS SOBRE COMO INICIAR EL PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA DE MI TESIS SOBRE LA GESTION DEL SUPERVISOR EN EL PROCESO DE LA AUTOEVALUACION INSTITUCIONAL, EN ESTE CASO INICIO POR HABLAR DEL SUPERVISOR O DE LA SUPERVISION COMO TAL ESPERO TU PRONTO RESPUESTA. QUE PASE BUEN DIA

    • Neiba de V said,

      julio 2, 2009 at 2:52 am

      Qué tal Areida, espero estés bien. En cuanto a tu inquietud en cuanto a cómo iniciar el planteamiento de tu trabajo, debes tener en cuenta aspectos macro, meso y micro, en cuanto el punto a tratar, teniendo como norte que, el macro es ligeramente tocado, haciendo referencia a lo histórico en cuanto al tema, luego pasas a la generalidad del tema en un entorno geográfico más cercano a la realidad, hasta llegar al entorno inmediato del acontecer del asunto a tratar. El MICRO, es el más extenso.
      Recuerda que debes indicar en el desarrollo: CAUSAS, CONSECUENCIAS Y POSIBLES SOLUCIONES. El total de páginas debe estar entre 10 y 12. Es por ello que debes ser concreta.
      Espero que esta información pueda serte útil. Saludos y éxitos.

  3. flor said,

    julio 17, 2009 at 11:42 pm

    Excelente trabajo felicitaciones.

    • Neiba de V said,

      julio 23, 2009 at 1:04 am

      Hola Flor, espero que estés bien. Discúlpame por lo tarde que respondo a tu comentario.
      No lo había visto, he estado muy ocupada. Muchísimas gracias por tus elogios.
      Por eso, no me canso de repetir, que ustedes son mi inspiración…
      Saludos …!!!

  4. Dalmiro Yarza said,

    agosto 6, 2009 at 5:10 pm

    deseo contactarme con usted por favor,
    muchas gracias

    • Neiba de V said,

      agosto 7, 2009 at 1:21 pm

      Hola Dalmiro, grato es para mí saludarte…con muchísimo gusto a través de este medio nos comunicaremos…todos los días lo abro para ver las novedades…estoy a la orden…Deseo para ti un feliz día…estaremos en contacto…!!!

  5. diana said,

    septiembre 8, 2010 at 1:42 am

    hola me gustria saber donde puedo encontrar los articluo q utilizo para su tesis acerca de la supervision clínica, es muy importante para mi estos articulo, ya q mi tesis va encaminada a esos temas

    Monnot de G, M. (2006), Supervisión Clínica para el Acompañamiento en las Escuelas Zulianas de Avanzada. Trabajo de Grado. URU. Maracaibo.

    Morales, Y. (2004). Supervisión Clínica como Herramienta Gerencial y su Relación con el Desempeño Docente

    • Neiba de V said,

      septiembre 23, 2010 at 3:08 pm

      Hola, Diana, si te refieres a esas dos tesis las conseguimos en la página web de la Universidad Rafael Urdaneta…allí, están disponibles. Cualquier cosa, estamos a la orden. La idea, de crear este Blog fue y seguirá siendo apoyar a quienes lo necesiten dentro del marco pedagógico…Gracias por pasar…Saludos…Neiba…***

  6. walter flores said,

    octubre 31, 2011 at 11:06 pm

    saludos cordiales:
    estoy realizando una investigación sobre la calidad de las etapas de la supervision educativa. Que es una buena , regular o mala supervision educativa? . Deseaba saber si alguno de ustedes está investigando dicha variable para medir la calidad de la supervisión educativa. estoy agradecido de antemano por su respuesta .
    walterflores2006@hotmail.com
    Walter

    • Neiba de V said,

      noviembre 1, 2011 at 3:00 pm

      Hola Walter.

      Es un placer para m tu visita en este sitio. Tambin, intercambiar ideas para apoyar tu solicitud.

      En tal sentido, te invito a ingresar en la pgina http://entreluz.wordpress.com. Pgina creada por mi nuera, Yilly Balzn, y titular de la tesis de tu inters.

      De seguro, recibirs una atencin digna y acorde a tus necesidades.

      Hasta pronto Walter, que tengas xito en tu meta!

  7. Luz Ponce said,

    enero 12, 2012 at 3:29 pm

    El texto me parece muy interesante, deseo saber si has leido alguna tesis sobre el coaching pues haces referencia del coaching , pero en tus referencias no lo
    por fis haber si me contestas. gracias.

  8. abril 9, 2013 at 11:20 am

    I couldn’t refrain from commenting. Very well written!

  9. septiembre 27, 2014 at 12:23 am

    ES UN APORTE FUNDAMENTAL PARA LA COMPRENSIÓN DE LA FUNCIÓN DE LOS AUDITORES EDUCATIVOS PARA EMPATAR CON EL LOGRO DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN BAJOS ESTÁNDARES DE APRENDIZAJES COMO LO FORMULA EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN DEL ECUADOR.
    MARCEL MOSQUERA


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: